Nuncio: ningún hombre ni mujer es puro por naturaleza

P10

 

El Nuncio Apostólico, Jude Tadeus Okolo, afirmó ayer que en la fe hay un aspecto humano que tiene su libertad, y que es su responsabilidad aceptar o no que ni hombres ni mujeres son puros por naturaleza.
Dijo que los únicos puros y santos por naturaleza son los ángeles, porque así fueron creados, por lo que en su expresión de fe el creyente no puede encerrarse.
“Los hombres son personas humanas, mujeres y varones; si llegamos a la santidad, si llegamos a la perfección, seres puros, limpios, es por mérito, es expresión de libertad humana que exige una responsabilidad”, subrayó .
El representante del Papa Francisco en el país habló así durante la eucaristía con motivo de la celebración del Domingo de Pascua en la Catedral Primada de América, durante la cual resaltó la incredulidad de María Magdalena y los dos discípulos de Jesús al ver la tumba vacía tras su resurrección.
Dijo que la fe humana se junta con la gracia divina y se convierte en un camino que desborda la lógica, lo cual “es muy fuerte e impactante”, porque hay un aspecto humano que tiene su libertad, y otro divino “que es la gracia, la ayuda, el apoyo, sin el cual no podemos, porque es la fe en Dios”.
Va más lejos. El Nuncio Apostólico fue enfático al afirmar que la fe es la base del creyente, pero que va más allá de un credo y de participar en la Santa Misa.
“En nuestra expresión de fe, si uno se encierra, nada; si uno abre la puerta, Jesús entra”, como dice el libro del Apocalipsis: ‘él está a la puerta tocando, si el abre, yo entro’”, puntualizó Jude Tadeus Okoloen su intervención.