Núñez Collado ve positiva gestión de Leonel

POR LLENNIS JIMÉNEZ
Monseñor Agripino Núñez Collado estimó ayer que es positivo el desempeño del gobierno de Leonel Fernández en los primeros cien días porque logró la estabilidad económica, el descenso de la prima del dólar, el retorno de capitales al país y el respiro de la gente que recuperó la confianza de que las cosas se pueden mejorar.

Consideró que recuperarle valor al peso dominicano es un síntoma de estabilidad que beneficia a la comunidad nacional, sobre todo, al sector asalariado, que puede comprar más artículos a más bajos precios.

Núñez Collado, coordinador del Diálogo Nacional, dijo que espera que el discurso que pronunció anoche el presidente Fernández contribuya a reafirmar la confianza en el futuro.

Sin embargo, consideró que la violencia sigue siendo un desafío y un reto para el liderazgo nacional, porque es un asunto que no se puede pensar que lo va resolver solo la Policía o con represión.

Al hacer un balance de los primeros días de gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), monseñor Núñez Collado planteó que la familia es la que más agradece la rebaja de los precios de los artículos de consumo masivo.

Manifestó que hasta la cerveza ha tenido una disminución en su valor.

Núñez Collado, rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), sostuvo que como todos queremos vivir en una sociedad de paz, hay que seguir ahondando en las causas que generan la violencia, para tratar como sociedad de buscarle remedio.

Expresó que la población tiene que reafirmar la confianza en sí misma partiendo de la confianza en Dios, ya que el esfuerzo debe ser de las autoridades y de todos los sectores de la nación.

Asimismo, dijo que ha visto que los representantes de los tres partidos políticos más importantes están conscientes de que sin renunciar a sus posiciones y principios políticos, tienen que pensar en lo que le conviene al país.

También calificó de esperanzadora la reunión que ayer presidió en la PUCMM, en la que participaron funcionarios del gobierno, dirigentes políticos y síndicos, con la finalidad de buscarle una salida al problema que tienen los ayuntamientos con la secretaría de Interior y Policía, institución que reclama vehículos entregados a los municipios por la pasada gestión de Hipólito Mejía.

En el encuentro también se determinó regular mediante ley la Policía Municipal.

Núñez Collado precisó que por el compromiso político que tienen los partidos, los dirigentes que asistieron a la reunión también acordaron llevar al seno de sus organizaciones el asunto del Tratado de Libre Comercio (TLC) y otros compromisos que dijo anunciarán más adelante.

El religioso afirmó que es evidente que la naturaleza de los problemas que tiene el país no se pueden solucionar en tres o seis meses, ya que tal vez necesitarán varios años para ser resueltos.

Expresó que los políticos tienen que tomar conciencia de que se está viviendo un mundo diferente y advirtió que la sociedad dominicana no necesita más conflictos, sino solucionar los que se tienen, y estar preparados para solucionar los que vengan en el futuro.

REVELARÁN ESTUDIO

Con la presencia del presidente Fernández la PUCMM dará a conocer hoy los resultados de una investigación sobre los partidos políticos en Centro América, Panamá y República Dominicana.

Núñez Collado expresó que el estudio será presentados a partir de las 8:30 de la mañana, en una importante reunión, convocada por la Organización de Estados Americanos (OEA), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Banco Interamericano de Desarrollo, algunas embajadas y la propia universidad.

FRENTE AL GOBIERNO

El presidente del Partido Reformista Social Cristiano, Federico Antún Batlle, reiteró ayer que partir de hoy empieza la oposición alternativa que hará al gobierno esa organización.

Manifestó que el PRSC presentará criticas a las acciones del gobierno y propuestas de solución a los problemas del país.

Antún Batlle, quien estuvo en la reunión celebrada en la universidad expresó que ayer concluyó la oposición útil que los reformistas hicieron al gobierno durante los primeros cien días.