NY alerta por sarampión en condado judío

El brote de sarampión que se está registrando en el Condado de Rockland, a las afueras de la ciudad de Nueva York, y que afecta ya a cerca de 160 personas, ha llevado a un empeoramiento de las tensiones entre la comunidad judía ultraortodoxa que se concentra en esa zona y el resto de la población.
La gran mayoría de los contagiados son menores y el brote ha afectado especialmente a judíos ultraortodoxos, cuyos colectivos suelen tener tasas de vacunación inferiores, una circunstancia que ha desembocado en repetidas situaciones en las que se evita todo contacto con sus miembros, según apuntó hoy el New York Times.
Los residentes no judíos de la zona aseguran que han empezado a limpiar asientos del transporte público antes de utilizarlos o cambiarse de acera cuando se cruzan por la calle con un judío ultraortodoxo, identificables por su singular atuendo y estética. “Se han hecho esto a sí mismos”, dijo Erica Wingate, trabajadora de uno de los comercios de la zona, que relató haber visto cómo algunos de sus clientes huyen de la tienda cuando ven a un miembro de esta comunidad tosiendo a su lado. “Una mujer estaba comprando algo. De repente lo dejó y dijo ‘vayámonos, los judíos no se vacunan’”.