Obama anima a los africanos a dictar su futuro sin tutela exterior

Barack Obama. AFP.
Barack Obama. AFP.

Nairobi. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, animó hoy a los africanos a tomar las riendas de su propio futuro tras haber pasado “demasiado tiempo” buscando “la salvación” en el exterior y culpando a otros de los problemas del continente. “El futuro de África depende de los africanos”, dijo Obama en un discurso multitudinario pronunciado en el Safaricom Arena de Nairobi, aunque advirtió que para ello deberán tomar “decisiones difíciles”, pues “el progreso exige enfrentarse con los rincones más oscuros de nuestro pasado”.

Ante un público entregado, el presidente estadounidense reconoció que cada país y cada cultura tienen sus tradiciones, pero “solo porque algo forme de parte de tu pasado no significa que esté bien ni que vaya a definir tu futuro”.

Sus palabras tenían un objetivo claro- la discriminación que sufren las mujeres en Kenia y en muchos otros países, tanto africanos como del resto del mundo. “Tratar a las mujeres como ciudadanas de segunda clase es una mala tradición y los abusos sexuales o la violencia doméstica no tienen excusa; no hay razón para que chicas jóvenes sufran una mutilación genital y en sociedades civilizadas no hay lugar para los matrimonios forzosos”, denunció.

Para Obama se trata de una cuestión de éxito o fracaso, ya que cualquier país que no consigue que las niñas vayan a la escuela o que las mujeres trabajen está condenado a quedarse detrás en la economía globalizada actual. “Hay pruebas de sobra de que las comunidades que dan las mismas oportunidades a sus hijas que a sus hijos son más pacíficas, más prósperas, se desarrollan más deprisa y tienen mayor probabilidad de éxito. Y eso es tan cierto en Estados Unidos como en Kenia”, sentenció.