Obama aplaza revisión de las deportaciones de inmigrantes

WASHINGTON. AP. El presidente Barack Obama ha pedido al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, que suspenda temporalmente la conclusión de una revisión a las políticas de deportación hasta bien entrado el segundo semestre de este año, dijeron ayer altos funcionarios de la Casa Blanca.

La medida tiene como fin mantener viva cualquier esperanza de que el Congreso aborde las iniciativas sobre una reforma inmigratoria este año. Obama instruyó en marzo al gobierno a que examinara si las prácticas de deportación pueden llevarse a cabo de manera más humana, con el fin de calmar a los frustrados activistas de los inmigrantes.

Pero eso envalentonó a los representantes republicanos, quienes alegan que no pueden confiar en que Obama haga valer la ley y que pasar por encima de los legisladores mediante una decisión ejecutiva mina las posibilidades de tramitar una reforma amplia al sistema de inmigración en el Congreso, que es lo que buscan Obama y los demócratas.

Presionado por ambas partes, Obama trata de preservar lo que la Casa Blanca considera una pequeña oportunidad en julio y julio, en la que el Congreso pudiera actuar antes que toda la atención de Washington se centre en las elecciones legislativas de noviembre. Algunos defensores de la inmigración y demócratas exhortaron a Obama a tomar medidas ejecutivas de inmediato ante la demora en el Congreso.