Obama busca equipar a rebeldes sirios

Barack Obama describió el problema como humanitario

WASHINGTON, AP. Con los conflictos en Siria e Irak entrelazándose cada vez más contra el mismo grupo extremista suní, el presidente Barack Obama se movilizó el jueves para avanzar en los esfuerzos de Estados Unidos para fortalecer a los rebeldes sirios más moderados.   

La solicitud de Obama al Congreso de 500 millones de dólares para equipar y entrenar a la oposición siria abre de hecho un segundo frente en el combate contra rebeldes que se desbordan por la frontera siria y amenazan con aplastar a la vecina Irak.

La misión de entrenamiento y equipamiento sería supervisada por el Pentágono y marcaría una ampliación significativa del encubierto esfuerzo previo de armar a los rebeldes más moderados que están combatiendo tanto a extremistas como a las tropas leales al presidente sirio Bashar Assad.

Obama ha sido renuente desde hace mucho tiempo a armar a la oposición, en parte debido a preocupaciones de que las armas puedan caer en manos de extremistas. Pero funcionarios del gobierno dicen que Estados Unidos ha logrado en meses recientes tener cada vez más confianza respecto a su capacidad para distinguir entre rebeldes moderados y elementos más extremistas, entre los que se encuentra el Estado Islámico para Irak y el Levante (EIIL), un grupo disidente de al-Qaida que ha irrumpido en Irak y tomado gran parte del norte del país.

El riesgo de que caiga en manos equivocadas armamento y municiones de Estados Unidos parece haber aumentado ahora que el EIIL se ha fortalecido. Pero la solicitud realizada el jueves por Obama al Congreso parece indicar que el desmoronamiento de la seguridad en Siria e Irak supera esas preocupaciones.

La vocera de la Casa Blanca Caitlin Hayden dijo que la asistencia militar “marca otro paso para ayudar al pueblo sirio a defenderse contra ataques del régimen, para repeler el creciente número de extremistas como el EIIL que encuentran un refugio seguro en el caos, y para poner su futuro en sus propias manos incrementando la seguridad y estabilidad a niveles locales”.