Obama decreta estado de emergencia en Luisiana por tormenta Isaac

WASHINGTON, AFP. El presidente estadounidense, Barack Obama, declaró hoy estado de emergencia en Luisiana ante la llegada de la fortalecida tormenta tropical Isaac, que amenazaba las costas de ese estado en el sur del país, golpeado en 2005 por el devastador huracán Katrina.  

La Casa Blanca informó en un comunicado que Obama informó al gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, que estaba tomando medidas para liberar fondos y ayuda federales, durante una conferencia telefónica con autoridades locales, la víspera de que la tormenta toque tierra, según los pronósticos.   

La decisión de Obama fue anunciada luego de una reunión que mantuvo con el administrador de la FEMA (Agencia Federal de Manejo de Emergencias), Craig Fugate, junto con gobernadores de estados de la costa del Golfo de México.  

Obama “dio la orden a Fugate de que haga lo necesario para que la FEMA esté lista, sea cual sea la potencia de la tormenta”, cuando ésta golpee las costas, subrayó la Casa Blanca en la nota.  

La misma fuente señaló que Obama mantuvo una conversación telefónica con los gobernadores de Alabama, Luisiana, Misisipi (sur), así como con el alcalde de Nueva Orleans, y les prometió que “dispondrán de todos los recursos necesarios para hacer frente a la llegada de la tormenta”.  

En su parte de las 18H00 GMT, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) estadounidense, con base en Miami, situó a Isaac a 410 km al suroeste de Apalachicola, en Florida (sureste) y a 450 km al sureste de la desembocadura del río Misisipi, con vientos máximos sostenidos de 100 km/h.