Obama pide “corregir el rumbo” de globalización

m1

Barack Obama llegó ayer a Berlín en la última etapa europea de su gira de despedida, tras haber pedido en Atenas “corregir el ritmo” de la globalización, en un viaje que busca calmar los temores suscitados por la victoria de Donald Trump. En su última visita oficial a Alemania, Obama cenará con la canciller.
Muchos analistas y medios ven en este encuentro una forma de pasar el testigo, teniendo en cuenta que para algunos de sus partidarios Merkel podría convertirse en la nueva “líder del mundo libre”. Mañana, ambos participarán en un encuentro con los líderes de Reino Unido, Francia, Italia y España. Para cerrar esta última gira internacional como presidente de Estados Unidos, Obama viajará luego a Perú para la cumbre de la APEC. En su discurso en Atenas, Obama pidió “corregir el ritmo” de la globalización para evitar el auge de las desigualdades.
Tras la victoria de Trump, la gira de Obama se ha convertido en un intento de tranquilizar a la opinión mundial ante la llegada de este polémico multimillonario a la presidencia de EEUU. “El camino global de la globalización necesita corrección de rumbo”, dijo.
“Cuando vemos a gente, élites mundiales, ricas multinacionales, viviendo en apariencia con reglas de juego distintas, evitando los impuestos, manipulando los vacíos legales (…) todo esto alimenta un profundo sentimiento de injusticia”, aseguró.