Obama reitera su plan de acoger 10 mil sirios, pese presión opositora

d10

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró ayer su plan para acoger a 10,000 refugiados sirios, frente a la presión de la oposición republicana, que pide cerrar la puerta a esas personas tras los atentados de la semana pasada en París. La “rebelión” de una treintena de gobernadores, casi todos republicanos, que esta semana han rechazado recibir a refugiados en sus estados no ha hecho sino reforzar la creencia de Obama en la necesidad de ayudar a las víctimas que huyen de la guerra en Siria.

“Proveeremos de refugio a al menos 10.000 refugiados que escapan de la violencia en Siria durante el próximo año, tras pasar los mayores chequeos de seguridad”, afirmó Obama en Twitter. Los republicanos no aceptan la acogida de refugiados a raíz de las informaciones que aseguran que uno de los terroristas implicados en la masacre de París, que causó 129 muertes y más de 350 heridos, entró en Europa como parte de la ola de sirios que huyen de su país. En septiembre, Obama ordenó los preparativos para admitir a 10,000 refugiados sirios en el nuevo año fiscal, que comenzó el 1 de octubre, ante la crisis migratoria que afecta a Europa. “Aquí, nuestro foco está en dar refugio a los sirios más vulnerables- mujeres, niños y supervivientes de tortura”, subrayó el mandatario estadounidense. “Dar la bienvenida a los más vulnerables del mundo que buscan la seguridad de América no es algo nuevo para nosotros. Hemos recibido de manera segura a tres millones de refugiados desde 1975”, agregó el presidente. Obama lanzó un ataque desde Manila, donde asiste a la XXIII Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), contra los dirigentes del Partido Republicano.