Obama visita ruinas de Petra en Jordania, última etapa de su gira en Medio Oriente

El presidente estadounidense Barack Obama visita la ciudad antigua de Petra en Jordania, el sábado, 23 de marzo de 2013. (AP Foto/Pablo Martínez Monsiváis)

PETRA, Jordania. AFP. El presidente estadounidense Barack Obama visitó hoy las ruinas de la antigua ciudad de Petra, en Jordania, en el último día de una gira de cuatro días en Medio Oriente, en la que aseguró a Israel su apoyo indefectible.

Obama viajó de Aman a Petra en helicóptero, para admirar los vestigios de la ciudad de tonos ocres. Después de que se calmara una violenta e inesperada tormenta de arena, el mandatario estadounidense pudo sobrevolar las montañas y planicies de Jordania, antes de aterrizar en la ciudad histórica.  

Desde el viernes, ráfagas de “hamsin” (el viento del desierto) que soplaban sobre Tierra Santa perturbaron los últimos momentos de la primera visita del presidente estadounidense a Israel y a los Territorios palestinos.  

Obama arribó a Jordania el viernes en la tarde, donde conversó con el rey Abdalá II sobre la crisis de los refugiados sirios que acuden a Jordania, y del proceso de paz en Medio Oriente, así como de otros temas regionales.  

Se prevé que el dirigente estadounidense retome el viaje de regreso a Washington en la jornada.   “Esto es increíble. Espectacular”, comentó Obama al admirar la fachada de 40 metros del más célebre templo de Petra: el “Tesoro”, excavado en la arenisca en tonos rosa.

El presidente llegó hasta Petra a través del famoso túnel entre las rocas, y era conducido por Suleiman al Farjat, profesor de la Universidad de Jordania, quien le ofrecía explicaciones sobre cada detalle.  

Petra, el sitio turístico más visitado de Jordania, era la última etapa de la histórica visita del presidente estadounidense en Oriente Medio, que tenía como objetivo reafirmar el compromiso de Estados Unidos con Israel frente a Irán e impulsar las negociaciones de paz entre Israel y el pueblo palestino.  

Escoger la paz. El viernes, Barack Obama se dijo “muy preocupado” de que Siria se convierta en un bastión de extremistas y prometió a Jordania, confrontada al flujo de refugiados sirios, una ayuda.  

Obama se ha rehusado hasta ahora a entregar armas a los grupos de oposición sirios, argumentando que es difícil impedir que caigan en manos de militantes que podrían usarlas contra objetivos occidentales.  

El dirigente estadounidense prometió que pediría al Congreso una ayuda de 200 millones de dólares, destinada a ayudar a los refugiados sirios acogidos por el reino hachemita de Jordania.  

Esos fondos deberán ayudar al reino a proporcionar más servicios humanitarios a los refugiados sirios, afirmó.  

De acuerdo a las autoridades, el reino hachemita acoge a más de 460.000 sirios, de los cuales 120.000 están en el campo de Zaatari (norte).  

La víspera, el presidente estadounidense pidió que Bashar al Asad deje el poder y advirtió contra “el uso de armas químicas contra el pueblo sirio”.  

La ONU decidió abrir una investigación sobre el presunto empleo de armas químicas en Siria, tras un pedido oficial de Damasco.  

Durante su visita oficial en Israel, el presidente estadounidense logró la reconciliación de Israel y Turquía, cuyas relaciones eran tensas desde 2010.  

En un gesto espectacular, justo antes de que partiera de Israel el presidente estadounidense, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, presentó sus disculpas al jefe del gobierno de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, por la muerte de nueve turcos durante la toma de una flotilla que iba a Gaza en 2010.   

Ambos dirigentes acordaron normalizar las relaciones, incluidas las diplomáticas, entre los dos países, según un comunicado de Netanyahu.  

Obama concluyó su primera visita a Israel y los Territorios Palestinos con visitas simbólicas a Jerusalén y Belén.

 El jueves, en un discurso vibrante ante 2.000 jóvenes israelíes en Jerusalén, el presidente norteamericano exhortó a Israel y a Palestina a escoger la paz, pero sin trazar una vía determinada para la creación de un Estado palestino.