Obispo advierte niños que no asisten a escuela son presas fáciles de los delincuentes

SAN JUAN DE LA MAGUANA. El obispo de la diócesis de las provincias Azua, San Juan y Elías Piña, monseñor José Dolores Grullón Estrella, advirtió que los niños que no asisten a las escuelas se convierten en potenciales delincuentes y  pasan a formar parte de asociaciones de malhechores.

“Es que los niños, principalmente los varones, fuera de las escuelas, por carecer de escolaridad, de educación, se convierten en presas fáciles para que los delincuentes los convenzan y los usen en diferentes acciones ilícitas y no podemos permitir eso”, dijo la máxima autoridad católica del Sureste.

Consideró que  ni los padres, ni los maestros  pueden hacerse cómplices de esas situación, por lo que exhortó a que manden  los niños a la escuela.

Agregó que ningún país en el mundo se ha desarrollado sin un verdadero sistema de educación con calidad, con los instrumentos indispensables, con maestros y maestras que primero piensen en el país, con planteles completamente equipados con las nuevas tecnologías y con recursos suficientes para satisfacer las demandas en cada caso.

Aboga por pacto. Grullón Estrella reclamó a las autoridades gubernamentales, a los profesores, profesoras, al empresariado dominicano y a todas las fuerzas vivas del país, “incorporarse, aportar cuanto podamos, poco o mucho, para que bajo ningunas circunstancias, ningún niño y niña, se quede fuera de las aulas, porque  serán  el futuro de la patria.”

Confía en promesa del Presidente. El prelado católico se mostró confiado en que, con el otorgamiento del cuatro por ciento del Producto Interno Bruto PIB, prometido en su campaña y en la toma de posesión del Presidente licenciado Danilo Medina, se produzcan cambios radicales en la calidad y mejora de la educación en el país.

Además que se impartan cinco días de clases en todas las aulas, mejora en las condiciones económicas y sociales de los maestros y maestras, y que estos descontinúen la paralización de la docencia en el país, porque, según explico, ese problema afecta mucho a los más necesitados.

El obispo de la diócesis del Sureste, Azua, San Juan y Elías Piña,  monseñor José Dolores Grullón Estrella, habló en estos términos al bendecir la inaugurada escuela Básica Inicial Cristo Rey.