Obispo auxiliar buscará ovejas alejadas y desesperanzadas

P1

El recién ordenado obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros, Carlos Tomás Morel Diplán, aseguró ayer que esta nueva etapa en su vida cristiana es un gran desafío que lo invita a ser un auténtico pastor al estilo de Cristo, con la mirada y el corazón puestos en las ovejas, en especial en las que se han alejado y las que necesitan de consuelo y esperanza.
Tras su ordenación, dijo que sabe del gran compromiso que asume y de la responsabilidad que conlleva, por lo que su lema será “mi fortaleza es el Señor”.
“Hoy sé del gran compromiso que asumo. Por eso he tomado como lema para mi episcopado: mi fortaleza es el Señor, ya que sé que mis fuerzas no son suficientes para la tarea que me corresponde realizar. Ojalá que nunca me llegue la tentación de apoyarme en mis propias fuerzas o en las fuerzas que me ofrece el mundo para querer realizar la obra de Dios”, manifestó.
Recordó que en estos casi diecisiete años de sacerdocio ha tenido la oportunidad de vivir diversas experiencias sacerdotales que han marcado su vida de una forma muy positiva.
Monseñor Carlos Tomás Morel, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros, fue ordenado en el salón multiusos de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, por el obispo ordenante m Monseñor Rafael Felipe y Núñez, actual administrador apostólico de la Diócesis de San Pedro de Macorís.
Previamente habló Freddy Antonio de Jesús Bretón Martínez, Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Santiago, quien consideró que la consagración de Morel Diplán a obispo auxiliar es un gran regalo del papa Francisco a la Arquidiócesis.
“Recuerda, finalmente, lo que ya sabes muy bien: en este ministerio tendrás un único motivo de verdadera gloria: A ejemplo del Buen Pastor, dar la vida por las ovejas. Que la Madre Santísima acompañe siempre con su ternura tu nuevo ministerio. El papa Francisco nos ha dado el motivo perfecto para esta fiesta de fe en la que hoy nos encontramos. Casi no deberíamos sorprendernos con este nombramiento, pues hace tiempo que muchos pastores y fieles lo anunciaban. Yo mismo he sido testigo de la alegría que causó la noticia en muchísimas personas”, señaló.
En el acto estuvieron presentes la madre del nuevo obispo auxiliar, María Diplán, y varios de sus parientes. El nuncio apostólico, Jude Thaddeus Okolo, monseñor Nicanor Peña, presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, monseñor Valentín Reynoso, obispo auxiliar de esta Arquidiócesis de Santiago, obispos de las diferentes diócesis, de los sacerdotes, diáconos, religiosas y religiosos, ministros laicos, autoridades civiles y militares.