Obispo de Barahona clama por ayuda para el sector agropecuario del Suroeste afectado en un 90 por ciento

BARAHONA. El obispo de la diócesis de Barahona,  solicitó ayer la rápida intervención de las autoridades del sector agropecuario del país, a fin de recuperar la agricultura del Suroeste, afectada en más de 80 por ciento por las lluvias y vientos ocasionados por Isaac.

Rafael Leonidas Felipe Núñez, hablando a nombre del Comité de Emergencia de la Diócesis en rueda de prensa dijo que el paso del fenómeno natural por la región Enriquillo afectó severamente la agricultura, donde hubo daños considerados.

El prelado católico expresó que junto a la agropecuaria, los caminos vecinales de esta zona sufrieron grandes destrucciones, conjuntamente con las infraestructuras de riego, por lo que se estiman en millones de pesos las perdidas en dichas áreas.

El religioso expresó que los daños en la producción de plátanos alcanzan el 90 por ciento, “lo mismo en los cafetales de Barahona y Baoruco, donde estimamos en un 80 por ciento los daños en ese renglón”.

“Los rubros de ciclo corto, como sandía, melón, maíz, yuca y otros fueron destruidos en un 100 por ciento, y productos como aguacate y lechosa, también sufrieron daños considerados en toda la región Suroeste”, puntualizó.

El obispo Felipe Núñez indicó que los mayores daños se produjeron en las localidades de Tamayo, Vicente Noble, Peñón, Jaquimeyes, Cabral, Pescadería, Neiba, Villa Jaragua, Paraíso, Pedernales, La Guázara entre otras de la zona.

“Ante tan dramática situación, en el sector productivo de la región Suroeste, se requiere del Presidente Danilo Medina la autorización a los funcionarios del área de agricultura su inmediata intervención”, expuso.

El obispo de Barahona dijo que se tiene que trabajar con la finalidad de recuperar en el menor tiempo posible la resuperación de la agropecuaria, de la cual viven miles de familias de la región Enriquillo.

“Se debe disponer la preparación de tierra, rehabilitación de caminos vecinales, reparación de los sistemas de riego, dotación de semillas de productos de ciclo corto, suministro de esquejes de yuca y cepas de plátanos y guineos  entre otros insumos”, apuntó.

El religioso expuso que todas las instituciones afines a la diócesis de esta ciudad, están prestos a acompañar a los diferentes ministerios del Gobierno en las labores de recuperar el aparato productivo agrícola de la zona.

Caso de Polo y Habanero.

Felipe Núñez dijo que el Gobierno tiene que poner mucha atención a las comunidades de Polo y Habanero, “en la que cientos de familias perdieron los enseres del hogar, y se requiere el apoyo inmediato de las autoridades y de todas las organizaciones”.

El prelado católico agradeció el gesto del Presidente Danilo Medina por haber recorrido la región Enriquillo, “quien vino a esta zona a palpar personalmente los daños que se produjeron en nuestra zona provocados por Isaac, el pasado fin de semana”.

En la rueda de prensa estuvieron presentes, además del Obispo, los sacerdotes Secelio Espinal y Frank Feliz, el licenciado Freddy Pérez, Hilda Feliz, Manuel Pérez, Prado López, Noelia Paula y Lucy Vólquez, la cual fue realizada en la Universidad Católica Tecnológica de Barahona (Ucateba) en Villa Central.