Obispo pide un diálogo sincero para debatir problemas de RD

22_01_2016 HOY_VIERNES_220116_ El País4 A

El presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) y obispo de la diócesis de esta provincia, Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, abogó por un diálogo sincero y abierto para debatir a profundidad los grandes temas nacionales que competen a la sociedad dominicana.

Al presidir la misa concelebrada con motivo del Día de Nuestra Señora la Altagracia, Peña indicó que la Iglesia quiere colaborar hacia la construcción de una patria con más respeto y sin temor al diálogo.

“Queremos colaborar con la construcción de una patria en la que nos respetemos más, no le tengamos miedo al diálogo sincero y abierto, que escuchémonos unos a otros y animémonos a debatir sin prejuicios y en profundidad los grandes temas que tocan la vida presente y futura de nuestro pueblo”, expresó el obispo.

Además, llamó a los cristianos a ser mejores ciudadanos, más responsables de sus obligaciones y más conscientes de sus derechos, como son aquellos que se refieren a la libertad de expresar su religión.

Misericordia. El obispo recordó que el papa Francisco declaró el 2016 como el “Año de la Misericordia”, por lo cual llamó a los cristianos a ser misericordiosos con acciones caritativas, tal como hizo Jesucristo. “La misericordia es el bálsamo amoroso de Dios”, expresó.

También, lamentó la pérdida de la fe cristiana que exhiben muchas personas que la conocieron, por lo que llamó a los cristianos a transmitirla a otros que la han perdido.
Manifestó que el santuario de la basílica estará abierto para que todos los fieles puedan recibir la gracia de Dios.

Tradición. Como ya es costumbre, en la conmemoración del Día de la Altagracia participó el presidente de la República, Danilo Medina, quien llegó a las 9:50 de la mañana acompañado de su esposa, Cándida Montilla.

Además, estuvieron presentes los ministros de Educación, Carlos Amarante Baret; de Cultura, José Antonio Rodríguez; de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro; de

Defensa, William Muñoz, y los alto mandos militares, entre otros funcionarios.
A la misa también asistió el candidato presidencial del opositor Partido

Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, junto a su esposa Raquel Arbaje y varios dirigentes de esa organización.

A su llegada al templo, Medina saludó a Abinader. Sin embargo, durante la misa entre ellos no hubo el abrazo de la paz.