Obispos opuestos legalizar aborto

http://hoy.com.do/image/article/236/460x390/0/7E88DC91-B95D-461F-910B-31A7D35DCCD8.jpeg

POR FIOR GIL
La Conferencia del Episcopado Dominicano consideró ayer que sería un acto de “solemne irresponsabilidad” el aprobar con inteligencia y racionabilidad, un Código Penal que permita legalmente el aborto. El secretario general del Episcopado, monseñor Ramón Benito Angeles, advirtió que el aborto “ha sido, es y será siempre un crimen” y que como tal, antes de legalizarlo, lo que hay que hacer es castigarlo severamente.

El prelado aclara que el aborto que se pretende justificar por el hecho de una violación, lo que hace es agravar más la situación psicológica de la mujer y es una solución fácil al argumento de los efectos psicológicos.

“La sociedad tiene que buscar, así como hay centros para atender niños, también hay que buscar soluciones a favor de la vida, para los niños que resultan de una violación así como darle una atención cualificada a la madre”.

Mientras que la Pastoral Juvenil afirmó que la despenalización del aborto, aún en caso de violación, constituye un retroceso  que coloca al país a la misma altura de otros que se han prostituido, abriendo el espacio al crimen y a la evidente degeneración como el matrimonio de homosexuales y lesbiana, así como a la pornografía.

“El aborto es un crimen y como tal debe recibir el repudio de todos los que son sensibles al valor de la vida”, plantea de su lado el padre Luis Rosario, coordinador de la Pastoral Juvenil.  Monseñor Benito Angeles, en un documento titulado “Un código para la vida o un código para la muerte”, señala que “estamos de frente a una irracional amenaza de legalización del aborto”, de ser aprobado lo propuesto en el Proyecto Código Penal de la República Dominicana, aún después de las adecuaciones legales llamadas “pertinentes”.

Sostiene que el aborto aceptado en las condiciones que propone el Proyecto de Código Penal, sería un suicidio de la Colectividad Social y la más violenta expresión de criminalidad.

“El aborto no es un tema religioso, es de derechos humanos. Los pro-abortistas, enfocan la discusión, como si se les quisiera imponer una religión. No se trata de discutir entre distintas religiones. Hoy en día en la República Dominicana nos azota un estado de violencia aparentemente incontrolable. Cada día más sorprenden los medios de comunicación con informaciones de muertes horrorosas y acontecimientos deplorables”, expresa el secretario del Episcopado Dominicano.

Y agrega que cada día la vida humana está amenazada por el mismo ser humano. “Nos impactan las muertes violentas. Es un signo de sensibilidad humana y también de autoprotección. Cada ser humano ama su vida, la cuida, la protege, la defiende y la ama”.