Objetivos del milenio

FRANCISCO CRUZ PASCUAL
Los Objetivos del Milenio son un compromiso del Estado Dominicano para alcanzar metas básicas en las distintas Secretarías de Estado y otros organismos e instituciones oficiales. A la Secretaría de Estado de Educación le corresponde trabajar para lograr el segundo de estos objetivos; En el informe que he estado observando se recoge un conjunto de propuestas trabajadas a través de varias jornadas, en donde se plantean metas y actividades para lograr que “a partir del año 2015, toda la población en edad de 15 años haya completado una educación básica de calidad de 9 años”.

Dice el informe que aún cuando el objetivo propuesto luce más allá del alcance de una sociedad cuyo sistema educativo se diagnostica como deficiente, el mandato constitucional y las leyes dominicanas fijan el mismo como el Objetivo del Milenio, que traducido de la manera como se hace en este trabajo, plantea un reto de grandes dimensiones.

El informe propone un conjunto de intervenciones necesarias para alcanzar en el 2015 el objetivo número dos; El cual es muy concreto. Si bien cada decisión persigue alcanzar su meta al mínimo costo, el tema de los recursos necesarios aparece como un resultado y no como un punto de partida. Ese enfoque metodológico -que viene dado- ofrece la singular oportunidad de estimar la magnitud de los recursos que serían necesarios para enfrentar con alguna posibilidad de éxito la arritmia histórica y la dualidad estructural del sector educativo dominicano.

Hay en este informe tres premisas fundamentales, La primera, el esfuerzo tiene que centrarse en el aprendizaje del estudiante, que es el objetivo final, y en las escuelas que es el instrumento. La segunda, el aprendizaje requiere de un tiempo mínimo de presencia del niño o niña y del educador o educadora en el aula. La Tercera, para alcanzar las metas cuantitativas y cualitativas del segundo objetivo del milenio es necesario contar con una administración del sistema que sea ágil, eficaz y orientada a la Escuela y con una gestión de la Escuela ágil, eficaz  y orientada al aprendizaje de los estudiantes.

Las intervenciones comienzan por el área de la Gestión del Sistema y de la Escuela. Continúan con el Nivel Inicial obligatorio, que es la entrada a la educación formal. Siguen con el Nivel Básico, que es nivel esencial en este trabajo. Pasan a Nivel Medio, cuya consolidación y expansión es esencial para estimular la Educación Básica y para recibir a los egresados de un nivel básico fortalecido. Entran en la Educación de Adultos, que es esencial para que muchas personas completen el Nivel Básico, para estimular a los padres y madres a enviar sus hijos e hijas a las escuelas y para enfrentar los problemas de sobreedad en el Nivel Básico y Medio. Se inserta en el Nivel Superior, que es el espacio donde se forman los recursos humanos y se realizan muchas de las investigaciones sobre todo el Sistema Educativo.

Estas intervenciones fueron integradas al recoger las opiniones de funcionarios de la Secretaría de Estado de Educación (SEE), de expertos, de miembros de la sociedad civil y conclusiones de estudios y proyectos ya formulados o ejecutados. Durante la preparación del informe fueron discutidas cientos de intervenciones; sin embargo, en vista de la magnitud del objetivo se obviaron las pequeñas y puntuales, para recoger sólo aquellas capaces de impactar significativamente sobre el objetivo propuesto. Estamos de acuerdo con que el enfoque de este informe es deliberadamente austero y conservador. Partiendo de la premisa de que la educación dominicana daría un salto significativo si durante los próximos diez años concentra su atención y sus recursos en ordenar el sistema y garantizar que la Escuela desarrolle los procesos de calidad que se demandan para lograr el objetivo del milenio para este sector. Para ello hay que comenzar por superar la concepción de una Escuela pobre para los pobres y decidir hacer la inversión necesaria para que la educación disponga del presupuesto que demanda un servici