Obra y milagros de Andrzej Wajda La eterna Huella de la guerra

areito 1

1/WAJDA RECORRERÁ LAS CINEMATECAS DEL MUNDO : COMING SOON!!
Luego de hacer una revisión larga y tediosa de la obra escrita sobre Andrzej Wajda y ver algunas películas dignas de exhibición en Cinematecas, recuerdo que gran parte de su obra la vi en México, gracias a la excelente programación de la Cineteca Mexicana, de los años 80 del siglo 20.
No pongamos en dudas, que muy pronto las grandes Cinematecas del mundo, se dediquen enfebrecidas, a poner grandes carteles y fotos, para celebrar con retrospectivas óptimas la obra de Andrzej Wajda, porque en ella se encontrará, como en ninguna otra, la explicación rebosante, sin didactismos impuestos, de un sentimiento polaco que solo la lengua del cine hace explícito y admirable.
En la medida que la historia política de Polonia entraba en un tiempo de efervescencia, en la medida en que en la memoria colectiva de aquel pueblo miraba, sediento de identidad y rebelde al autoritarismo, hacia la ciudad de Gdansk, ciudad obrera fabricante de barcos. Allí nacería la Polonia que cerraría el siglo XX con la reciedumbre de una conciencia clara de su libertad y su destino: la ilusión de aquella Polonia independiente, sería la misión querida de un hombre con fama reconocida en el mundo por su cine y talento: Andrzej Wajda.
2 / EL PRIMER WAJDA, LA ESCUELA POLACA DE CINE O LA TRILOGÍA DE LA GUERRA.
Antes que nada : se debe recordar que existe algo agobiante y sangriento que en la memoria histórica de los llamados países del socialismo real, de entonces, se llamaba pacto de Varsovia que se firmó en esa ciudad, capital de Polonia, el 14 de mayo de 1955. Era un acuerdo o pacto de “cooperación” ” amistad ” y defensa de los países que giraban en torno a la órbita Soviética.
Curiosamente, es en 1955 que Andrzje Wajda filma su película generación, primera de una trilogía que luego completaría con las siguientes películas: Canal (957 ) y Cenizas y Diamantes (958).
Estas películas son testamentaria de una historia que opta por el anti belicismo y que pretende, nunca sin esconder la fuerza del nacionalismo polaco , ajustar cuenta con el nazismo y sus atrocidades en suelo polaco. En las tres hay un homenaje a la resistencia polaca cuyos fieros combates contra la fuerza militar invasora generó héroes y leyendas, que este cine enaltece con brillantes testimonios cargados de humanismo y valor al mismo tiempo.
Obsesionado con el tema, en los inicios de su carrera, filma Lotna (1959 ) y en 1965, Cenizas.
Lo que fuera una trilogía, se desliza a pentalogia…
¿Por qué estas películas son claves para entender la obra de A. Wajda ?…
Porque era muy difícil en esas películas tan inspiradas en el espíritu nacional polaco, no observar analogías entre un autoritarismo nacional socialista y el que estaba vigente bajo la bota del pacto de Varsovia, valga la contradicción de la historia: porque los soviéticos habían hecho de la lucha contra los nazis su Gran Guerra Patria, donde ofrendaron sus vidas millones de seres humanos, muchos caídos en combate y otros bajo la rabia y el designio sanguinario de las pulgas de Stalin, según las debilidades humanas en los frentes de guerra…
Existe un ajuste de cuenta con el genocidio soviético de abril y mayo de 1940, A. Wajda lo hace con la película Katyn (2007), masacre dirigida por el temible comisario Lavrenti Beria, compinche de plasma y ergástulas de J. Stalin Por mucho tiempo, este tema fue tabú histórico en la memoria polaca de la guerra y entre partidarios nazis y soviéticos, se repartían culpas sobre el tema, pero como tiempo y luz suelen coincidir a veces, habrían sorpresas a descubrir: el juego macabro de miles de muertes selectivas, las ejecuciones sumarias de figuras polacas que eran la inteligencia del país, a ello se agrega el descubrimiento de un posible acuerdo secreto de nazis y soviéticos contra los polacos, dicho genocidio hoy es reconocido en la memoria oficial polaca
Como se escribiera en el artículo anterior, su padre murió en esa masacre, ello explica
el tono compasivo y la idea de la espera de los que nunca llegaron, esparcido en la película con emotivo sabor personal.