Obsesión por lo saludable

http://hoy.com.do/image/article/337/460x390/0/A4A9862E-D899-48A1-9665-DC98053BF784.jpeg

¿Está usted  pendiente de la cantidad de calorías que tienen los alimentos que consume? ¿Se siente culpable cuando come algo no permitido por sus convicciones dietéticas? ¿Se preocupa más por la calidad de los alimentos que por el placer de comerlos? ¿Nunca se salta su dieta, ni siquiera en ocasiones especiales?

Si respondió afirmativo a por lo menos una de estas preguntas usted es un posible candidato a padecer de ortorexia.

Y es que precisamente esta psicopatía consiste en una marcada adicción a la comida saludable; un nuevo trastorno alimenticio  que nace en nuestros días y que de no tratarse a tiempo podría causar la muerte. 

De lo saludable a lo perjudicial
A primera vista pudiese parecer contradictorio que ser seguidor de las frutas, los vegetales y la comida baja en grasa sea algo perjudicial, pero como dice el famoso refrán popular: “todo en exceso hace daño”.

De ahí que, según nos explica el endocrinólogo Félix Escaño,  el saludable hábito de comer frutas y vegetales puede tornarse en muy perjudicial cuando la alimentación sólo se concentra en estos.

“Cuando la alimentación sólo se hace en base a frutas y vegetales el organismo presenta un  déficit de proteínas, y por ende de energía”, explica el doctor.

Organismo débil
Resequedad en la piel, pelo y uñas quebradizas y anemia  son algunas de las principales consecuencias de esta enfermedad.

“Las personas que padecen ortorexia tienen un cuadro médico muy complejo porque tienen carencias nutricionales como déficits de hierro, de vitamina B, de calcio y de otros nutrientes elementales”, señala Escaño.

Además, las mujeres que la padecen presentarán  irregularidades en su ciclo menstrual, mientras que los hombres podrían sufrir de impotencia sexual.

En la República Dominicana
Es en los países más desarrollados donde esta enfermedad tiene mayor incidencia. Esto debido a que mientras más alto es el nivel de escolaridad más posibilidades se tiene de padecerla.

No obstante, según explica el doctor Escaño, la enfermedad también está presente en países como el nuestro, aunque en menor proporción.

“En los países desarrollados la incidencia de esta enfermedad oscila entre el 0,3% y el 0,5% pero aquí en el país está presente. En mi consultorio he tenido a pacientes con  ortorexia y la tendencia es al aumento”, señala.

Cómo curarla
Al igual que otros trastornos alimenticios, como la anorexia y la bulimia, el tratamiento para curar la ortorexia amerita  una combinación de la parte psicológica y endocrinóloga.

“Lo primero que los psicológos hacemos ante un cuadro de ortorexia es evaluar qué tan avanzada está, y de encontrarse en un grado muy alto pues entonces se  remite la persona a un psiquiatra para que sea tratada con fármacos”, explica la doctora Rosa Esther Martínez, psicóloga clínica y terapeuta de familia.

“Pero si, por el contrario, la enfermedad no está muy avanzada entonces se comienza a trabajar con terapias en las que se trabaja el autoestima de la persona y se le insta a aceptarse”, agrega Martínez.

Mientras que en la parte endocrinólogica el doctor Escaño señala que la persona es sometida a un nuevo régimen alimenticio, completo y equilibrado, mas sólo después de enseñarle que esos alimentos que evitaba no son sus enemigos, sino que basta  aprender a consumirlos en las porciones indicadas.

Las personas anoréxicas.  Sienten fascinación por las frutas, los vegetales, las sopas, los productos integrales y descremados.

Mientras que los grandes ausentes en su dieta  son las grasas, las carnes, las pastas, las harinas y los productos artificiales, con  herbicidas o pesticidas.

El especialista

Doctor Félix Escaño
feluche@codetel.net.do

Alimentación rabiosa
La ortorexia  responde a un desequilibrio psicoemocional que empuja a las personas a  consumir de manera obsesiva y rabiosa  sólo  ciertos alimentos. Esto trae graves consecuencias pues hay muchas carencias nutricionales. Y es que una alimentación saludable debe ser equilibrada y componerse de un 50% de carbohidratos, elementos energizantes presentes en las frutas, en los víveres, en los vegetales, en las harinas, etc, un 20% de proteínas, presentes en los diferentes tipos de carnes, y un 30 % de grasas.

Presión social
La doctora Rosa Martínez señala a la presión social como una de las principales causas de la ortorexia.

“La sociedad de hoy día presiona mucho a las personas para que además de tener un elevado nivel profesional, también tengan una X apariencia”, indica.

Así, agrega, las personas por querer cumplir con estas expectativas pueden llegan a desarrollar ciertas obsesiones  y comer saludable es una de ellas.