Obstruyen seguro familiar

POR ALTATRACIA ORTIZ GÓMEZ
La salida de los médicos del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS) constituye un tropiezo para iniciar la aplicación del Seguro Familiar de Salud (SFS), aseguraron ayer expertos entrevistados por HOY. Asimismo, analizaron que al Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) le queda poco tiempo de existencia, dado que el artículo 165 de la ley de seguridad social, le otorgaba cinco años para que se modernizara. Si se toma en cuenta que la promulgación de la ley 87-01 fue en el año 2001, ya tiene en vigencia tres años.

Expertos del CNSS entrevistados por HOY dijeron que de no aplicarse una política correcta para recuperar al IDSS, está condenada al colapso definitivo. Los expertos, que pidieron reserva de sus nombres, pues en estos momentos se han introducido al CNSS temas que consideran ruidosos, como el retiro de los médicos del principal espacio de decisión.

Esta semana los médicos se retiraron del CNSS, tras insistir en que los cinco años de fortalecimiento que otorga la ley al IDSS, deben aplicarse cuando inicia el SFS, porque la ley 87-01, no fue aplicada tal como lo ordena el marco jurídico.

El artículo 165 de la ley 87-01 de Seguridad Social establece, “durante un período de cinco años a partir de la promulgación de la presente ley, el IDSS conservará todos los trabajadores privados que 60 días antes de entrar en vigencia la presente ley, estuviesen afiliados al régimen de seguro social, más sus familiares”.

El artículo continua así, “y por un período de dos años los empleados públicos y de instituciones autónomas y descentralizada permanecerán en las igualas y seguros privados a que estuviesen afiliados por lo menos 60 días antes de entrar en vigencia la presente ley y siempre que lo deseen”, establece.

LA VIDA DEL IDSS

El IDSS atraviesa en estos momentos por una de su más aguda crisis económica, no puede siquiera comprar los útiles, medicamentos y todo lo necesario para mantener la red hospitalaria.

Los 23 hospitales del IDSS tienen deuda, no pueden atender a toda la población asegurada y hasta hace unos meses había problemas hasta para el pago de la nómina de los empleados.

Hay una ausencia del SFS que respalde la atención de los accidentados en el trabajo, por esa razón, los trabajadores que sufren algún percance, deben irse a un centro privado, donde los costos son más elevados.

Todavía persiste la doble afiliación que se produjo en el país desde 1965, cuando se instalaron los seguros de salud a nivel privado.

Con doble afiliación se han inscrito más de 200,000 personas, esas tiene afiliación en el IDSS y aseguradoras de salud del sector privada.

Una parte significativa de esos doblemente afiliados ya han sido validados, por lo que ya sólo quedarían con esa doble condición cerca de 70 mil dominicanos.

EL COLAPSO

El IDSS tendría menos de dos años de vida, pero esa institución ha perdido mucho tiempo en lo que concierne a la reforma.

Los expertos aseguran que el IDSS ha sido sometido a crisis en forma planificada. Sus acciones han estado dirigidas hacia temas de menor importancia.

Por esa razón consideran que el colapso podría ser definitivo, lo que podría evitarse con voluntad y línea política, así como con un consenso entre los sectores que lo forman.

A juicio de los expertos se necesita una línea política, una adecuada gerencia y un plan de reforma. Sin embargo, consideran que todos esos pasos se vislumbran como lejanos.