Odontología familiar

v1

La familia constituye la primera red de apoyo social que posee el individuo a través de toda su vida y por tanto se reconoce su función protectora ante las tensiones que genera la vida cotidiana.
El apoyo que ofrece la familia es el principal recurso de promoción de la salud y prevención, así como el más eficaz que tiene frente a todos los cambios y contingencias que se exterioricen a lo largo del recorrido de su ciclo vital.
En la actualidad el odontólogo no solo es formado en el área de conocimiento específico a nivel de salud oral para ejercer su labor de promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación, sino que además recibe una formación integral “más allá de la boca”, que incluye ser capaz de identificar aspectos psicosociales en sus pacientes que puedan constituir un riesgo para la salud y que presta atención no a los dientes sino a un paciente con dientes, que tiene necesidades en sus diferentes dimensiones a nivel personal, familiar y social.
Basada en un concepto de prevención, la odontología familiar tiene como principal objetivo, lograr una población sana integralmente.
Ofreciendo servicios integrales en las diferentes áreas de la odontología moderna, como son: prevención, endodoncia, operatoria dental, cirugía, periodoncia, implantes dentales, odontopediatría, estética y rehabilitación oral, entre otras.
Comprende la relación individuo-familia-sociedad. Esto quiere decir que la salud oral de toda la familia va a depender de la interacción entre factores personales (psicológicos, biológicos, sociales), factores propios del grupo familiar (funcionalidad, estructura, economía familiar, etapa del ciclo vital, afrontamiento a las crisis) y factores sociológicos (modo de vida de la comunidad, de la sociedad y otros).
Debido a los avances científicos y tecnológicos, el brindar una odontología familiar abarca la interacción de diferentes especialistas de la odontología, con lo cual se le garantizará un servicio de primera calidad al paciente.
La odontología moderna posee las herramientas necesarias para brindar un servicio dental confortable evitando así los traumas y presiones psicológicas tan comunes en el pasado.
Lo ideal es que las visitas sean por prevención sin tener la necesidad que el paciente que visite sea aquejado por dolor.
La alimentación, higiene oral correcta y la visita periódica al odontólogo, son actividades que la familia puede programar en conjunto y recibir los frutos como grupo.
Consúltenos!!