OEA avanza “poco” en estrategia antidrogas, según presidente de Guatemala

GUATEMALA. AFP. El presidente de Guatemala, Otto Pérez, aseguró hoy que la OEA ha avanzado “muy poco” en la revisión de la estrategia regional frente al narcotráfico, por lo que abordará el tema con otros gobernantes durante la Asamblea General de la ONU en setiembre.  

“Poco, realmente se ha avanzado poco”, respondió Pérez ante una consulta sobre ese mandato dado a la OEA en la pasada Cumbre de las Américas, celebrada en abril en Colombia, tras la polémica que desató la propuesta guatemalteca de despenalizar la droga.  

“Voy a aprovechar ahora la visita que tengo a Naciones Unidas en Nueva York (el 26 de setiembre próximo) para tomar contacto con otros jefes de estado”, a efecto de que “esto tenga un avance importante y que no sea un proceso que se quede ahí con poco compromiso”, apuntó el gobernante.  

Pérez, cuyas declaraciones fueron formuladas durante una gira por el interior del país -reproducidas por la agencia estatal de noticias- dijo que los narcotraficantes siguen buscando “ingeniosamente” cualquier medio para transportar la droga a través de la región centroamericana.  

Incluso “logramos descubrir que estaban tratando de hacer de Guatemala un país productor, lo cual nosotros no vamos a permitir. Vamos a continuar en esta lucha y es necesario entonces hacer esfuerzos para buscar rutas alternativas”, advirtió.  

En febrero pasado, apenas un mes después de asumir el poder, Pérez lanzó una propuesta general tendiente a despenalizar las drogas, como medio de desalentar el tráfico ilegal y la violencia asociada a los carteles del narcotráfico.  

El presidente guatemalteco argumenta que en más de 40 años la lucha frontal contra el narcotráfico, que impulsa Estados Unidos, “ha fracasado”, pues la región está “poniendo los muertos”.   

La iniciativa fue apoyada por su homóloga de Costa Rica, Laura Chinchilla.   Durante la Cumbre de las Américas, que tuvo lugar en Cartagena el 14 y 15 de abril pasados, los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Colombia, Juan Manuel Santos, apoyaron el inicio de un debate sobre la despenalización de la droga, y la cumbre encargó a la OEA que lo instrumentara.  

Meses después, el presidente de Uruguay, José Mujica, presentó un proyecto de ley al congreso para legalizar la producción y comercialización de la marihuana para desactivar la violencia ligada al consumo de estupefacientes.  

Varios ex presidentes latinoamericanos, entre los que se encuentran el brasileño Fernando Henrique Cardoso, el colombiano César Gaviria también ex Secretario General de la OE y el mexicanos Ernesto Zedillo, impulsan la despenalización de las drogas.