OEA convoca reunión extraordinaria hoy

WASHINGTON (AFP).- La Organización de Estados Americanos (OEA) convocó este miércoles una reunión extraordinaria de su Consejo Permanente para hoy jueves a fin de analizar la situación en Ecuador, mientras el Departamento de Estado aseguraba seguir la crisis “de muy cerca”.

La OEA convocó una reunión extraordinaria de su Consejo Permanente para el jueves a las 09H00 locales (13H00 GMT), explicó una fuente diplomática, a la espera de lograr más información sobre la destitución del presidente Lucio Gutiérrez.

“Una organización como la nuestra tiene que tomar determinación como todos lo tenemos claro (…) con total conocimiento de causa y luego de haber sopesado seria y serenamente los hechos que se están suscitando”, declaró el presidente del Consejo Permanente, el embajador peruano Alberto Borea.

Con “una información clara y ya los hechos determinados”, la OEA espera ofrecer “un pronunciamiento que contribuya a la calma y a la salida pacífica” en Ecuador, explicó.

Antes de la destitución de Gutiérrez, el secretario general interino Luigi Einaudi, que se encuentra en Sevilla (sur de España), había subrayado “la importancia de los principios de respeto a los gobiernos elegidos por voluntad popular y en ejercicio legítimo del poder, y de la separación y equilibrio de los poderes del Estado”.

En dicha declaración, comunicada a la prensa después de la caída del presidente, Einaudi precisó haber hablado con él.

Por su parte, un funcionario estadounidense cuestionó la constitucionalidad de la destitución del presidente y dijo que su país “seguía de muy cerca los desarrollos” en el país andino.

Momentos antes, el portavoz adjunto del Departamento, Adam Ereli, había reiterado la posición de su país.

“Número uno, la importancia de un diálogo pacífico y constructivo. Número dos, instar a todos los partidos políticos, políticos y a la sociedad civil que se olviden de sus diferencias regionales y partidistas y trabajen juntos en busca de soluciones que fortalezcan las instituciones democráticas de Ecuador”, afirmó.

“Por último, la importancia capital del respeto de la Constitución y de la ley”, agregó Ereli.

El pasado viernes, el jefe de la diplomacia estadounidense para América Latina, Roger Noriega, respaldó a Gutiérrez que enfrentaba, según él “serios desafíos”.

“Entendemos que su país está sometido a grandes presiones. Pero esperamos que las instituciones democráticas van a resistir esa presión (…) y que la gente de buena voluntad haga pasar primero los intereses nacionales y sociales del país”, dijo.

El presidente ecuatoriano fue destituido este miércoles por el Congreso, que posesionó en su lugar al vicepresidente Alfredo Palacio, un cardiólogo de 66 años, como consecuencia de una crisis política agudizada por un creciente descontento popular.