OEA finaliza análisis sobre situación Ecuador

http://hoy.com.do/image/article/51/460x390/0/0C5CC1A7-2667-4629-B08F-E407789D5D80.jpeg

QUITO (EFE).- La misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) finalizó ayer sus contactos en Quito, donde ha evaluado con los distintos sectores políticos y sociales el estado institucional de Ecuador tras el abrupto cambio de presidente.

   En su visita a Ecuador, que comenzó el pasado miércoles con una entrevista con el presidente Alfredo Palacio, los delegados de la OEA han recabado información sobre la crisis desatada desde diciembre último cuando se reestructuró la Corte Suprema de Justicia en un proceso calificado como “ilegal” e “inconstitucional”.

   Los detractores de esa reforma aseguraron que la intervención del Parlamento en la organización de la Corte Suprema de Justicia constituía una violación a la autonomía de las funciones del Estado.

   La crispación política que generó tal reestructuración conllevó una serie de conflictos que confluyeron en la destitución, el pasado 20 de abril, por el Parlamento, del presidente Lucio Gutiérrez y su sustitución por Palacio, hasta entonces vicepresidente.

   La misión de la OEA, presidida por su secretario general interino, el estadounidense Luigi Einaudi, ha extendido sus contactos con el sector oficial, así como con grupos de derechos humanos, políticos, organizaciones de indígenas, empresarios y juristas, entre otros.

   Hoy, la misión de la OEA se reunió con representantes de la prensa local, muchos de los cuales coincidieron en que Gutiérrez rompió la Constitución al interferir en otras funciones del Estado.

   Al referirse al actual presidente, un sector de la prensa se mostró partidario de que el nuevo jefe de Estado convoque a elecciones inmediatamente, según trascendió.

   Palacio ha reiterado que gobernará durante los próximos 20 meses, temporalidad que concuerda con la fecha en que debía terminar el Gobierno de Gutiérrez, que fue electo en las urnas hasta enero de 2007.

   La última jornada de la OEA en Ecuador transcurrió también en medio de reuniones con delegados de los empresarios y un sector del movimiento indígena, además de representantes de la Procuraduría y de la Fiscalía, así como con el presidente del Parlamento, Wilfrido Lucero, según confirmaron a EFE fuentes de la organización.

   Se prevé que al terminar sus reuniones, los representantes de la OEA ofrezcan comentarios a la prensa sobre sus impresiones respecto a la situación política en Ecuador, que quedó en entredicho por la destitución de Gutiérrez por “abandono de cargo” cuando aún estaba en sus funciones presidenciales.

   El propio Gutiérrez, con asilo político en Brasil, ha calificado de “inconstitucional” su destitución a cargo de 60 de los 62 diputados presentes en una sesión realizada en una sede alterna a la del Parlamento, que tiene cien escaños.

   A los pocos días de su destitución, Gutiérrez aseveró en una conversación telefónica con sus seguidores que no ha abandonado el cargo, lo que aumentó aún más las dudas respecto a la legalidad de las actuaciones del Parlamento.

   Los diputados aseguran que no aplican la figura de “abandono del cargo” al hecho de que Gutiérrez hubiese salido de Carondelet, sino a que dejó sus funciones presidenciales el 15 de abril cuando destituyó a la Corte de Justicia amparado en poderes especiales que logró tras declarar el estado de emergencia en Quito.

   Dicho estado de emergencia, derogado unas veinte horas después, se utilizó sólo con el fin de cesar a los magistrados ese día, según indicó Gutiérrez a la prensa en momentos en que aumentaban las manifestaciones populares que exigían su renuncia.

   Pero la situación política de Ecuador también está bajo la lupa de la Comunidad Sudamericana de Naciones, que envió esta semana una misión de avanzada que ya conversó con el jefe de Estado en el Palacio presidencial de Carondelet.

   A esa misión se suman hoy los cancilleres de Brasil y Bolivia, Celso Amorim y Juan Ignacio Siles, respectivamente, quienes se reunirán con Palacio en la casa de Gobierno, según confirmó a EFE una fuente de la Presidencia de la República. —-