Oficiales RD irán escuela patrocina EU

SAN SALVADOR (AFP).- La Academia Latinoamericana de Policía (ILEA, por sus siglas en inglés), patrocinada por Estados Unidos, comenzó a funcionar esta semana en El Salvador, alabada por el gobierno local, pero criticada por la oposición de izquierda.

La academia inició operaciones el lunes con un curso de seis semanas dirigido a 36 oficiales de policía y fiscales de Colombia, República Dominicana y El Salvador.

La sede provisional de ILEA se encuentra en la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), ubicada 44 km al sureste de San Salvador, informó a la AFP el director de esa institución, Jaime Vigil.

“Estamos desarrollando una capacitación, que básicamente lo que pretende es analizar varios tópicos de administración de justicia del crimen organizado y dar una capacidad de liderazgo en los funcionarios que están recibiendo esta capacitación”, enfatizó Vigil.

Entre el personal docente de la academia, figuran maestros de la Universidad Centroamericana (UCA), dirigida por jesuitas, que impartirán asignaturas relacionadas a los derechos Humanos, y expertos de agencias federales de Estados Unidos, inclusive del Buro Federal de Investigaciones (FBI) y de la Agencia Antidrogas (DEA).

“Hace una semana llegó el personal staff, que ha sido designado y el director es Hobart Henson” (de EEUU), comentó Vigil.

La ILEA es la quinta escuela que Estados Unidos establece, luego de otras que operan en Hungría, Tailandia, Botsuana y Nuevo México (EEUUU).

“Hemos pasado dos años evaluando a los países de América Latina y El Salvador fue escogido para tener la Academia aquí”, comentó Henson. Anteriormente, Panamá y Costa Rica rechazaron el establecimiento de esa escuela.

El establecimiento de la academia es alabado por el gobierno y por autoridades policiales que la consideran como “un gran logro”.

El comisionado Vigil recordó que para establecer la ILEA en Centroamérica, en 2001, Estados Unidos contactó con las autoridades de Costa Rica, pero al final la clase política en esa nación desestimó el proyecto, por lo que otros países como El Salvador, Ecuador y Chile “concursaron” para ver si llenaban los requisitos.

Fue en noviembre de 2004, cuando las autoridades de Estados Unidos realizaron una evaluación final y en junio pasado la secretaria de Estado Condoleezza Rice anunció oficialmente que El Salvador sería la sede de la ILEA.

La Academia policial latinoamericana, que tiene como signatarios a 18 países del continente, funcionará con recursos financieros de Estados Unidos, pero El Salvador tendrá una contrapartida de 600.000 dólares anuales.

“Es un orgullo para nosotros que en tan poco tiempo que tenemos de funcionar, podamos estar entrando a este primer mundo de la formación académica en el tema de policía. Hay que recordar que vendrán países que tienen más de cien años de tener escuelas de policía y sus propias academias y nosotros que apenas estaremos cumpliendo 13 años el 7 de setiembre”, subrayó Vigil.

El establecimiento de la ILEA en El Salvador, es criticada por la Comisión de Derechos Humanos (CDHES) y por la ex guerrilla izquierdista del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) que la comparan con la desaparecida Escuelas de las Américas que Estados Unidos mantuvo en Panamá para adiestramiento de los ejércitos latinoamericanos.