OIEA dispuesta ayudar a países caribeños para desarrollar tecnología nuclear

http://hoy.com.do/image/article/337/460x390/0/60747EB5-06EB-4A1F-A092-6E37AB06597F.jpeg

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) está dispuesto a ayudar a los países caribeños con limitado material y actividades nucleares a utilizarlos con fines pacíficos en campo como la energía y la salud, dijo hoy a Efe en Santo Domingo un funcionario de la entidad.

   “Si alguno de los estados está interesado en utilizar materiales o tecnología nucleares nosotros podemos aconsejar o ayudar”, aseguró el brasileño Bernardo Ribeiro, del departamento de Relaciones Exteriores de la OIEA.

   No obstante, dijo que esta posibilidad dependerá de los distintos Gobiernos ya que, según explicó, la misma “es una decisión de Estado”.

   Aunque los países caribeños tienen un número limitado de materiales y actividades nucleares, pueden aprovechar estos recursos en la producción de energía y actividades pacíficas como salud, hidrología, medio ambiente, entre otras, apuntó.

   El experto participó hoy en Santo Domingo en la inauguración de un seminario regional sobre el sistema de salvaguardia fortalecido de la OIEA, el cual se extenderá hasta el próximo jueves.

   La cita, en la que participan representantes de quince países caribeños, busca desarrollar en los asistentes las habilidades prácticas de control y manejo de las fuentes radiactivas que transitan por las naciones de esta región, según los organizadores.

   Además, el establecimiento de la infraestructura reguladora para lograr una efectiva seguridad radiológica en el campo del manejo seguro de las fuentes radiactivas, así como también el desarrollo, puesta en práctica y la consolidación de una legislación adecuada a las regulaciones de la seguridad radiológica en la región.

   El vicecanciller dominicano, Miguel Pichardo, destacó la importancia de que los países participantes en la cinta se adhieran al protocolo adicional para la aplicación de salvaguardia de la OIEA como una forma de prevenir la proliferación y otras actividades que constituyen, según dijo, “una amenaza para la paz y la seguridad en nuestra región y en el mundo”.

   “Esforcémonos para que en nuestros países los materiales nucleares sean fuentes de progreso y no de destrucción”, subrayó.

   Todos los países latinoamericanos y caribeños son partes del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares (TNT) y el Tratado de Tlatelolco, por el que se establece una zona libre de armas nucleares, recordaron los organizadores del seminario.