OIT inaugura su conferencia anual, presidida por el argentino Daniel Funes

Ginebra. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) inauguró hoy en Ginebra su conferencia anual, que se prolongará hasta el 12 de junio y cuya presidencia será ejercida por el argentino Daniel Funes de Rioja, en representación del sector de empleadores.

Funes es actualmente presidente de la Organización Internacional de Empleadores y también se desempeña como vicepresidente, en representación de este mismo grupo, del Consejo de Administración de la OIT.

Esta es la tercera vez en cerca de un siglo en que un representante de los empleadores es elegido para dirigir la conferencia, que es la reunión más importante que celebra cada año la organización. En ella participan unos 4.000 delegados de gobiernos, sindicatos y patronales de sus 185 países miembros.

Al asumir la responsabilidad de dirigir los debates y trabajos de la conferencia de la OIT en las próximas dos semanas, Funes declaró que la organización vive “una época de cambios, lo que no significa poner de lado nuestros valores, sino adaptarlos a la nueva situación”.

En su intervención en la sesión inaugural, el director general de la OIT, Guy Ryder, encargó a los participantes examinar lo que se necesita hacer para reforzar las acciones destinadas a terminar con el trabajo forzado. “Hay 21 millones de víctimas de trabajo forzado en el mundo.