Ojo con la Vista
Las alergias oculares

http://hoy.com.do/image/article/485/460x390/0/E8E07A06-733F-49C7-8B7D-181AF164041C.jpeg

La conjuntivitis alérgica es una enfermedad inflamatoria de la superficie ocular que afecta aproximadamente al 25% de la población en general con singular impacto e incidencia en los aspectos económico y social. Puede presentarse sola o asociada a otras enfermedades alérgicas, fundamentalmente a la rinitis alérgica. Cuando los ojos están expuestos a una sustancia a la que el niño es alérgico, se libera histamina y se inflaman los vasos sanguíneos en la conjuntiva (la membrana transparente que cubre la esclerótica de los ojos o parte blanca). Rápidamente se produce enrojecimiento del ojo, acompañado de picor y lagrimeo. Las alergias tienen una tendencia familiar importante, aunque no se ha reconocido un patrón hereditario evidente. Las causas más frecuentes de conjuntivitis alérgica son: ácaros, polen, caspa o pelo de animales, inhalación de vapores de alimentos y hongos.

El fenómeno de inflamación alérgica se caracteriza por una respuesta inmediata -consecuencia de una liberación IgE-dependiente de mediadores de mastocitos y basófilos-, seguida de una fase retardada y más prolongada, en la que ocurre una infiltración a expensas de eosinófilos y otras células. Actualmente se dispone de diversos medicamentos que proporcionan tratamiento rápido y eficaz de la alergia ocular. Normalmente, el tratamiento consiste en la identificación de los alergenos responsables de la reacción, medidas para evitar la exposición a estas sustancias y la utilización de medicamentos para reducir los síntomas o prevenir la recurrencia. No se automedique. Pregunte siempre a un médico. Algunos colirios poseen sustancias que están contraindicadas en pacientes diabéticos, en niños, en personas con el sistema inmune deteriorado, etc. Algunos colirios poseen corticoides o efedrina.