Ola de atentados en Irak; por lo menos 19 muertos

BAGDAD, Abr 29 (AFP) – Por lo menos 19 personas murieron y otras 71 quedaron heridas al estallar nueve vehículos repletos de explosivos, en Bagdad y sus alrededores, un día después del voto de confianza del Parlamento al gobierno del chiíta Ibrahim al Jaafari.

En Bagdad, seis coches bomba estallaron en los barrios norte y este al paso de policías o de soldados, o en cercanías de edificios de la policía, causando un total de 14 muertos y 57 heridos, entre ellos 35 civiles, según una fuente de los servicios de seguridad.

En Madaien, 30 km al sur de Bagdad, tres coches bomba estallaron al paso de una patrulla de la policía, una central telefónica y cerca de un hospital, causando cinco muertos, entre ellos un policía y dos miembros del ministerio del Interior, además de 14 heridos, entre ellos cinco miembros de ese ministerio y tres policías, según la misma fuente.

Las fuerzas iraquíes habían entrado en Madaien el 17 de abril para verificar si había allí rehenes chiítas detenidos por rebeldes sunitas, pero no encontraron nada.

Según diversas fuentes de seguridad o médicas, tres personas murieron en otras violencias en el país.

En la ciudad kurda de Erbil, a 350 km al norte de Bagdad, dos personas, un zapador y un civil, murieron en la explosión de una bomba, según el jefe de la policía de la ciudad, Farhad Karim.

En Basora, a 550 al sur de Bagdad, un miembro de la fuerza de guardafronteras murió y otros dos quedaron heridos por la explosión de una bomba al paso de su patrulla, según una fuente hospitalaria.

En Bagdad, el primer coche bomba de la serie estalló al paso de una patrulla de la policía en el barrio sunita de Adhamia, al norte de la capital.

Después de la explosión, un corresponsal de la AFP vio varios coches dañados y un automóvil de la policía en llamas, así como la evacuación de varios heridos hacia el hospital Numane.

El lugar de la explosión estaba aislado por un cordón de policías y soldados iraquíes.

Según una fuente de la seguridad, un segundo coche bomba estalló delante de un restaurante del mismo barrio al paso de una patrulla del ejército.

En el barrio Saligh, al este de la capital, estallaron otros dos coches bomba. El primero cerca de una estación de servicio aledaña a un comisariado y el segundo al paso de una patrulla, según la fuente.

En Dura, al sur de la capital, una niña de 10 años fue herida por un disparo de mortero, indicó una fuente del ministerio de Defensa, que dio también cuenta de la explosión de una bomba al paso de una patrulla estadounidense que no provocó ni daños ni víctimas.

Esta nueva ola de violencia se produce un día después de la presentación del nuevo gobierno iraquí al Parlamento, que le otorgó su confianza, aun cuando algunos ministerios claves, como el de Defensa y el del Petróleo, no hayan sido aún atribuidos.

El jefe de la red terrorista Al Qaida en Irak, Abu Mussab Al Zarqaui, instó este viernes a los musulmanes a que ataquen a las fuerzas estadounidenses, en un mensaje audio titulado “A los hijos de la nación islámica: firmeza, firmeza”.

El jueves, en Tikrit, al norte de Irak, un soldado estadounidense murió y otros cuatro resultaron heridos por la explosión de una bomba casera, según informó este viernes el ejército norteamericano en un comunicado.

Por último, el jueves en la noche el grupo Ansar al Sunna, ligado a la red terrorista Al Qaida, afirmó haber ejecutado a seis sudaneses empleados de una empresa que trabaja con las fuerzas estadounidenses en Irak, según un video difundido por internet.

El comunicado que acompaña el video, cuya autenticidad no pudo ser establecida, indica que los seis hombres transportaban “bienes, municiones y armas” hacia y desde las bases estadounidenses por cuenta de la compañía jordana.