Ola de atracos y robos afecta sector San Felipe, en SDN

P1

El temor a salir a trabajar temprana de la mañana invade a ciudadanos de San Felipe, Santo Domingo Norte, donde en menos de 15 días han atracado a una gran cantidad de personas y entrado a robar en al menos diez establecimientos.
Residentes en Los Morenos, Las Flores, Vista Verde, Canaán I y II dicen temer por sus vidas porque algunos asaltantes los han amenazado. Denunciaron que hay una banda del sector la 42 de Capotillo, del Distrito Nacional, que son expertos rompiendo cualquier tipo de candado y la dirige un hombre apodado “El Feo”, quien lleva a los ladrones a San Felipe.

Eligio Cleto Ciprián, miembro de la Asociación de Comerciantes de San Felipe, dijo que la delincuencia es “desafiante”, y ante esta situación los comerciantes han reforzado la seguridad de sus negocios, instalando cámaras de vigilancia y han puesto barrotes y puertas enrollables.

Negocios asaltados. Entre los negocios afectados están los colmados La Vitamina y El Fuerte, de donde se llevaron bebidas y mercancías valoradas en cien mil pesos; en una estación de gas cargaron con RD$193 mil y una escopeta; en la cafetería Vilo se llevaron dos tanques de gas, un inversor con sus baterías y un plasma. Ciprián dijo que hay más comercios afectados, pero por temor sus dueños no hablan.

El dueño del colmado La Vitamina, Nelson Arias, está indignado porque a pesar de que las cámaras del negocio captaron claramente a los asaltantes, la Policía no hace nada para apresarlos.
Manifestó que al momento del asalto, pasó una patrulla y no hizo nada para impedirlo.
Ciudadanos. Julián De la Rosa contó que El Feo despojó a su hijo Julio de un celular el pasado miércoles a las 9:00 de la noche. Dijo que su hijo iba de la casa a una gomera donde ambos trabajan y El Feo, junto a otros hombres, lo interceptó en el camino. A de la Rosa le indigna tanto la situación porque en ese momento paso una patrulla policial y no hizo nada para perseguir a los atracadores.
De su lado, Miriam Rosario dijo que a su casa entraron varios hombres, rompieron la verja y se llevaron la motocicleta de su esposo trabajar. Indicó que luego de eso pusieron doble barrotes en toda la casa.
Los lugareños piden a las autoridades mayores esfuerzos para combatir la situación.