Ola de calor y humedad agobia costa este Estados Unidos

People enjoy the day playing in a water fountain as the Empire State Building is seen from Williamsburg section of Brooklyn on Saturday, July 20, 2019 in New York.  Americans from Texas to Maine sweated out a steamy Saturday as a heat wave spurred cancelations of events from festivals to horse races and the nation’s biggest city ordered steps to save power to stave off potential problems.   (AP Photo/Eduardo Munoz Alvarez)
People enjoy the day playing in a water fountain as the Empire State Building is seen from Williamsburg section of Brooklyn on Saturday, July 20, 2019 in New York. Americans from Texas to Maine sweated out a steamy Saturday as a heat wave spurred cancelations of events from festivals to horse races and the nation’s biggest city ordered steps to save power to stave off potential problems. (AP Photo/Eduardo Munoz Alvarez)

BOSTON. AP. La costa este de Estados Unidos padeció ayer jornada de altas temperaturas y humedad que obligaron a cancelar una carrera en Boston. Como prevención, el Departamento de Policía de Nueva York pidió a residentes tomarse las cosas con calma. “El domingo ha sido cancelado”, bromeó en Twitter la policía de Nueva York. “Permanezca en interiores, aquí no hay nada que ver. En verdad, tenemos esto (el calor)”.
En tanto, la parte central del país obtuvo un poco de alivio luego de que un frente frío se desplazara hacia el sur y el este, reduciendo las temperaturas. Pero el clima más templado que se pronostica para hoy lunes y mañana también traerá consigo potentes tormentas con fuertes vientos y lluvias que ya han comenzado a causar estragos en la región centro-norte. El Servicio Nacional de Meteorología emitió alertas de inundaciones súbitas.
Desde las Carolinas a Maine, las temperaturas superaron ayer 35 grados Celsius (95 Fahrenheit). Aunada a la elevada humedad, la sensación térmica alcanzó 43 C (110 F) en algunas regiones.
“No tiene caso salir”, dijo Ramieka Darby, conductora de autobús de Washington, D.C., mientras tomaba descanso en temperaturas de casi 38 C (100 F). Cerca de ahí, Jack Ogten era uno de los turistas que recorrían los exteriores de la Casa Blanca. El residente de Holanda bromeó que había perdido unos 10 kilogramos (22 libras) de tanto sudar luego de apenas un día de realizar visitas turísticas.
En la ciudad de Nueva York, donde todos estaban pendientes del estado de la red eléctrica debido al apagón en Manhattan la semana pasada, la compañía eléctrica Con Ed reportó interrupciones esporádicas del servicio.