OMS ofrece nuevos datos de infectados y muertos por gripe 

http://hoy.com.do/image/article/420/460x390/0/822894D7-B74A-4A23-A20B-971DB8235737.jpeg

Ginebra, (AFP).- El virus A (H1N1) de la gripe AH1N1 contagió a 15.510 personas y causó 99 muertos en 53 países, según el último balance publicado el viernes por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Desde el anterior balance de la OMS del miércoles, se contabilizaron oficialmente 2.112 nuevos casos de gripe porcina, incluidos cuatro muertos.

La mayoría de los nuevos casos se registró en Estados Unidos: 1.163 casos, incluido un muerto.

Los mayores aumentos se registraron también en México (369 nuevos casos y dos muertos más), Canadá (197, un muerto), Australia (108 casos) y Chile (79).

Esas cifras confirman el temor de la OMS de una mayor propagación del virus en el hemisferio sur debido al invierno austral.

La República Checa (un caso), la República Dominicana (dos casos), Rumanía (tres), Eslovaquia (uno) y Uruguay (dos) entraron en la lista de países afectados por el virus mutante A (H1N1).

Nueve pacientes de Taiwán figuran en el total de casos reconocidos. Pero la isla -que es un observador de la OMS y no un miembro- no aparece en la lista de países afectados establecida por la organización, que en caso de incluir a Taiwán contaría con 54 Estados.

Según la OMS, los diez países más afectados por la gripe porcina y su evolución son:

Estados Unidos: 7.927 casos, 11 muertos (contra 6.764, diez muertos)

México: 4.910 casos, 85 muertos (contra 4.541, 83 muertos)

Canadá: 1.118 casos, 2 muertos (contra 921, un muerto)

Costa Rica : 33 casos, un muerto (=)

Japón: 364 casos (+ 4)

España: 143 (+ 5)

Gran Bretaña: 203 (+ 66)

Chile : 165 (+ 79)

Australia : 147 (+108)

Panamá: 107 (+ 31)

El anterior balance había establecido los casos en 13.398, entre ellos 95 muertos, en 48 países. La OMS lleva a cabo sus propias verificaciones, lo que explica la diferencia entre sus estadísticas y las de los países afectados.

La organización previno la semana pasada que las estadísticas empiezan a ser “menos pertinentes”, porque algunos de los países más afectados, entre ellos Estados Unidos, renunciaron a contabilizar la totalidad de los contagiados.