ONEC: exención compras internet hará perder 100 mil empleos en 3 años

El sector comercial formal podría perder unos 100,000 empleos en los próximos tres años debido a las distorsiones que crea la exención de pago de impuestos a las compras por internert menores de US$200 dólares, establecida en el decreto 402-05.

Así lo afirmaron el presidente de la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC), Ernesto Martínez, y los miembros de esa entidad Celso Marranzini y Dana Cabral durante una entrevista para los periódicos HOY, El Día y El Nacional en donde expresaron la preocupación que tiene el sector comercio sobre lo que puede ocurrir si no se corrige lo que califican como una “distorsión” que crea una competencia desleal entre los comerciantes que sí deben pagar una serie de gravámenes, cargas laborales, tarifas por servicios, entre otros, y los que han aprovechado la exención.

Indican que el crecimiento de las compras por internet en el país se está registrando a un ritmo de un 30% anual, lo que implica una pérdida de ingresos fiscales por un monto de RD$5,000 millones anuales.

“Si se mantiene esa tendencia, en los próximos cinco años las pérdidas de ingresos fiscales podrían llegar a los 40 mil millones de pesos. Estamos hablando de casi la mitad de los recursos destinados al pago de la deuda pública”, dijo Martínez.

Dijeron que en República Dominicana se ha creado una “inequidad tributaria”, debido a que el importador que trae un producto para comercializarlo en el mercado local debe pagar un 18% de ITBIS, un arancel de entre un 20%- 40%, y en algunos casos un selectivo de entre 20%-80%, sin embargo el mismo artículo, si no excede los US$200 dólares puede entrar al país libre de impuesto a través de un corriers.

Es por esa situación que los miembros de la ONEC piden reglas igualitarias de modo que al comercio formal se le permita importar productos sin tener que pagar gravámenes.

Puntualizaron que no están de acuerdo en que se realice un aumento de impuestos, sino que se creen mecanismos de igualdad de manera que todos puedan competir con las mismas condiciones.

Enfatizaron que muchos comercios están desapareciendo por la competencia desleal que están generando las compras por internet, lo que atenta con muchos puestos de trabajo.

Estudio

Estudios realizados por “América Economía Intelligence” dice que las compras por internet en República Dominicana crecieron de un 0.45% del PIB en el 2009 a un 1.32 en el 2011.

“Recordemos que en el 2011 en Estados Unidos las compras por internet representaban el 1.05 por ciento del PIB, lo que revela que la magnitud alcanzada por las compras por internet en el caso de la República Dominicana es realmente significativa, pues en relación al tamaño de las economías, superó a Estados Unidos en el 2011”, señala el estudio.

Indica que para 2012, el valor total de las importaciones declarado por las empresas de courier en el país ascendió a US$315.9 millones, para un crecimiento de 92.4%, y de eso la Dirección de Aduanas reportó que esas empresas declararon que US$189.3 millones de esas importaciones tuvieron un costo inferior a US$200, mientras US$126.6 millones pertenecieron a compras con valor entre US$200 y US$2,000.

Según el estudio, para el 2012, asumiendo una subvaluación moderada del 50% en el valor promedio de las compras por internet inferiores a los US$200, las recaudaciones de arancel más ITBIS habrían generado RD$5,000 millones.

Beneficiados

El estudio establece que de la exención de impuestos en compras por internet menores de US$200.00 quienes se benefician son lo consumidores con acceso directo o indirecto a internet, y mayoritariamente poseedores de tarjetas de crédito.

También los comerciantes generalmente informales que se aprovechan de la exención para importar bienes libres de impuestos.

Así como las empresas de courier radicadas en República Dominicana que se benefician de un volumen mayor de carga y de los ingresos adicionales que potencialmente podrían obtener, derivados de la asimetría de información existente entre estas y los consumidores, al no saber estos últimos si la empresa de courier realmente pagó o no algún tipo de impuesto; y grandes empresas globales de ventas por internet que no tributan impuestos en República Dominicana.

Propuesta de reforma. Como una solución al problema el estudio sugiere el principio fundamental de que a todas las importaciones que se reciban en el país, independientemente de que sean adquiridas por el consumidor a través del internet o físicamente en los establecimientos comerciales radicados en el país estén sujetas a la misma estructura de pago de impuestos

Asimismo, las compras por internet, independientemente del valor de las mismas, serán gravadas por el arancel de aduanas que aplica a cada producto (0,20%), el 18% del ITBIS y el impuesto selectivo al consumo para el caso de los bienes suntuarios.

También sugiere que en el caso de los bienes producido en los Estados Unidos que cumplan con las normas del RD-Cafta, no se cobraría arancel de aduanas en caso de que el proceso de desgravación arancelaria del producto haya concluido y sea igual a 0%.

Además propone que los libros seguirán estando exentos del pago del ITBIS, pero tributarían el 3% de arancel vigente (exceptuando los libros de textos, diccionarios y enciclopedias), tal y como pagan las librerías que venden físicamente en el país.

Implicaciones de la reforma

Dentro de las implicaciones que podría generar una neuva reforma está el aumento de las recaudaciones por parte de la Dirección General de Aduanas, entre RD$4,600 y RD$5,000 millones, asumiendo que todas las compras son gravadas con el arancel correspondiente a cada producto (0-­-20%) y el ITBIS del 18%.

Si a los bienes suntuarios se les cobra adicionalmente el impuesto selectivo al consumo, como lo hace Costa Rica, el aumento de las recaudaciones sería ligeramente mayor.

Además restauraría la justicia en el mercado, al crear las condiciones para una competencia equitativa entre las ventas por internet y las ventas físicas. Resulta previsible que la medida contribuiría a dinamizar las actividades del comercio formal que crea empleos y paga impuestos.

Supuesta violación RD­Cafta. El estudio recuerda que se ha indicado que la eliminación de la excención de impuestos para las compras por internet inferiores a US$200.00 violaría el DR-Cafta por parte de República Dominicana, pues en dicho acuerdo se consigna que todas las exenciones arancelarias prevalecientes al momento de la suscripción de dicho acuerdo de libre comercio no pueden ser eliminadas.

En ese sentido, agrega que ese argumento ha sido expuesto por los representantes de la Asociación Dominicana de Empresas de Courier (ADOSEC) con el fin de evitar la eliminación de un privilegio impositivo para sus clientes, que sin lugar a dudas, ha permitido a los negocios de courier convertirse en los últimos tres años en uno de los subsectores más dinámicos de la economía dominicana.

“El RD-Cafta fue suscrito por República Dominicana el cinco de agosto del 2014.

A esa fecha no existía la exención impositiva para las compras por internet, pues el Decreto del Poder Ejecutivo 402-05 que estableció la exención de derechos e impuestos para las compras inferiores a los US$200.00 es de fecha 26 de julio de 2005, un año después de la suscripción del DR-Cafta por parte del país.El argumento esgrimido por ADOSEC no es válido”, puntualiza el documento.