ONG denuncia un aumento exponencial de secuestros en Haití

ONG denuncia un aumento exponencial de secuestros en Haití

FILE - In this July 26, 2021 file photo, a member of the gang led by Jimmy Cherizier, alias Barbecue, a former police officer who heads a gang coalition known as "G9 Family and Allies,¨ joins a march to demand justice for slain Haitian President Jovenel in Lower Delmas, a district of Port-au- Prince, Haiti. Haiti's government warned Monday, Sept. 6, 2021, about a spike in kidnappings and other crimes as it pledged to fight gangs that in response to the looming crackdown are threatening police with greater violence as the country braces for more instability. (AP Photo/Joseph Odelyn, File)

Violencia. Desde inicio año han reportado 628 secuestros

Un informe contabilizó 117 secuestros en septiembre, cifra que supone un 60 % más que en agosto, cuando se notificaron 73 raptos, y que triplica datos de julio (31).

Haití está enfrentando un aumento “exponencial” de los secuestros en los últimos dos meses, denunció ayer el Centro de Análisis de Investigación en Derechos Humanos (CARDH).

Un informe de esta ONG contabilizó 117 secuestros en septiembre, cifra que supone un 60 % más que en agosto, cuando se notificaron 73 raptos, y que triplica datos de julio (31 casos).

Desde el comienzo del año, se han reportado 628 secuestros en el país, entre ellos 29 extranjeros de tres nacionalidades, aunque el CARDH indica que esta cifra aumentará a medida que otros países faciliten datos sobre sus ciudadanos.

Desde mayo pasado la banda armada 400 Marozo comenzó a practicar secuestros colectivos, de vehículos de transporte público, y esta modalidad de rapto ya supone el 5 % de todos los casos notificados, según el informe.

Los secuestros se han vuelto habituales en Haití desde inicios de 2020, se producen de forma indiscriminada y afectan a personas de cualquier índole social, ya que se han convertido en una fuente de financiación de las bandas armadas que controlan numerosas barriadas de Puerto Príncipe y otras zonas.

Las pandillas concedieron una breve tregua de dos semanas entre el asesinato del presidente Jovenel Moise, perpetrado el 7 de julio, y su entierro, llevado a cabo el día 23 del mismo mes, pero después reactivaron su actividad, según un informe de la oficina de la ONU en Haití remitido al Consejo de Seguridad el 27 de septiembre.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas