Onicomicosis, hongos en las uñas

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/A2BBC74C-2CC1-4632-AB5E-394A465754C6.jpeg

Las uñas se desarrollan en la extremidad distal de los dedos y juegan un papel importante en el sentido del tacto, presión y en la estética de las manos y los pies. Están constituidas por queratina, una escleroproteína que le confiere su dureza característica y convierte a la uña en el caparazón protector del dedo.

En los últimos años, la importancia de las enfermedades de las unas ha tomado su verdadero lugar en la practica diaria del dermatólogo, ya que estas diminutas partes de nuestro organismo pueden presentar notables alteraciones por desordenes asociados a trastornos circulatorios, golpes, trastornos del desarrollo, tumores u otras enfermedades de la piel.

Las afecciones de las uñas más frecuentes en nuestro medio son las producidas por hongos o mohos, en un 50 por ciento de los casos, siendo el agente casual que predomina el T. Rubrum.

Las Onicomicosis (hongos en las uñas) producen un impacto físico, psicosocial y ocupacional. Se observan más frecuentemente en hombres adultos, aunque no son raras en las mujeres. Son poco frecuentes en culturas que no usan calzado.

Las uñas de los miembros inferiores son las mas afectadas, pudiendo estar acompañadas de hongos en los pies (tiña pedis). Tanto en la onicomicosis de las manos como en la de los pies pueden estar contaminadas una o todas las uñas.

[b]SIGNOS[/b]

¿Cuál es el primer indicio que nos hace sospechar que una persona padece de onicomicosis? Primero las uñas se ahuecan, cambia de grosor y de color, perdiendo su brillo natural.

Los hongos en las uñas se miden en años y las infecciones de 20 a 30 años de duración no son raras. La afección comienza lentamente en la punta de la uña hasta extenderse por completo a todo su cuerpo.

[b]Hay 3 tipos de onicomicosis:[/b]

1.Profunda: son unas gruesas, deformadas de color amarillento.

2.Superficial: puntos blancuzcos o amarillentos en la punta de la uña que pueden permanecer durante años o extenderse lentamente hasta cubrir toda la uña.

3.Leuconiquia tricofítica: manchas blancas (“tizas”), opacas, huecas, que cuando se rascan muestra una superficie polvorienta blanca.

[b]FACTORES PRESDISPONENTES[/b]

Existen diferentes factores que predisponen a padecer de hongos en las uñas como son:

a.Humedad en los pies.

b.Calzados cerrados de material grueso y caliente

c.Calzados contaminados por el hongo.

d.Uso de bañeras o tinas utilizadas por personas que padecen tanto de hongos de las uñas como de los pies.

e.Uso de medias, esmaltes de uñas e instrumentos de manicure previamente infectados.

Los niños al igual que los adultos pueden presentar hongos sobre todo en uñas de los pies y la fuente de infección, usualmente, son los padres afectados.

Existen otros agentes, los llamados oportunistas, que como la Candida Albicans puede afectar las uñas después de traumas, o en personas que padecen diabetes. Este tipo de infección en mujeres, predomina en uñas de las manos.

A veces las uñas toman un color verduzco que es producto de la combinación del hongo y la bacteria llamada Pseudomona. Otra bacteria, el Estreptococo Beta-Hemolitico utiliza, como puerta de entrada, uñas y dedos de pies afectados por hongos, complicando la situación al causar la llamada Erisipela. Si estos hongos no se tratan, la erisipela se repite con frecuencia, dando lugar a Elefantiasis de la pierna (“pie de elefante”).

Ya que las onicomicosis no duelen, la mayoría de las personas acuden al médico por quejas de mal olor en los pies o simplemente por preocupaciones estéticas ya que presentan una destrucción pronunciada de las uñas.

Los tratamientos varían de acuerdo al agente causal. Evitar el contacto con la fuente de contagio, el uso de medicamentos tópicos y orales, limar o extirpar la uña son algunas de las recomendaciones que podría proponerle su dermatólogo después de su previa evaluación.