ONU alerta por sequía en Kenia, dice «es grave»

ONU alerta por sequía en Kenia, dice «es grave»

En esta imagen del 15 de junio de 2015, grietas provocadas por la sequía en el embalse de Carraizo, en Trujillo Alto, Puerto Rico. El fenómeno de El Niño provocó un calentamiento de las aguas tropicales del Océano Pacífico, lo que ha afectado el clima a nivel global, con la peor sequía en cinco años en la región Caribeña. Las autoridades de toda la región se preparaban para un árido verano. (AP Foto/Ricardo Arduengo)

La ONU dijo hoy que la sequía en Kenia es tan grave, con dos temporadas sucesivas de lluvias que no han llegado, que la situación alimentaria será muy alarmante en noviembre si no se aceleran los esfuerzos internacionales para acudir en ayuda de la población, en particular de aquellos cuyo estado nutricional ya es muy malo.

La ONU y otras organizaciones de ayuda han distribuido recientemente asistencia para medio millón de personas, pero estos esfuerzos todavía son insuficientes, dijo el representante de la ONU en Kenia, Stephen Jackson, en una teleconferencia con la sede de Naciones Unidas en Ginebra.

El Gobierno de Kenia también está destinando cerca de 40 millones de dólares para afrontar esta situación.

Las previsiones meteorológicas indican que las lluvias que se esperaban en las próximas semanas tampoco se producirán, lo que agrava una situación en la cual ya hay casi 370.000 personas en situación alimentaria de emergencia y otras dos millones de personas presentan niveles nutricionales críticos.

Jackson dijo que en la actualidad hay 465.000 niños con malnutrición aguda y casi 100.000 mujeres embarazadas o lactantes en la misma condición.

La ONU ha lanzado un llamamiento para intentar reunir 139 millones de dólares que le permitan -en colaboración con otras entidades humanitarias que trabajan en el terreno atender las necesidades más urgente de 1,3 millones de personas en Kenia, en lo relativo a la alimentación, acceso al agua, higiene, salud y educación.

“La gente ha empezado a vender sus animales, lo que suele ser el último recurso porque los expone a una situación de fragilidad a largo plazo en vista de la importancia que tiene el ganado para la subsistencia en Kenia”, declaró Jackson.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas