ONU alerta sobre el aumento de emisiones gases contaminantes

PARIS. AFP. La ONU lanzó ayer una nueva alarma por el aumento continuado de las emisiones de gases contaminantes en los países industrializados, a dos semanas del comienzo de su conferencia anual sobre el clima que debe lanzar la negociación sobre el futuro régimen de lucha contra el calentamiento del planeta.

 “El aumento de emisiones sigue siendo sujeto de preocupación”, dijo Yvo De Boer, secretario ejecutivo de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés), al presentar ayer en Bonn (Alemania) un informe sobre la situación de los países industrializados hasta 2006.

 Según esos datos, las emisiones de los 40 países industrializados -llamados del Anexo 1- aumentaron en un 2,3% entre 2000 y 2006.

 España fue uno de los países que registró un mayor aumento respecto a 1990, el año de referencia para la Convención y el Protocolo de Kioto. El caso español (un aumento del 50,6% entre 1990 y 2006) y el de Portugal (un 40%) representan las peores situaciones en Europa.

 Las emisiones de dióxido de carbono (CO2), que representaban el 82,5% de los gases con efecto invernadero en 2006, siguen siendo la principal preocupación debido a la dependencia de las sociedades desarrolladas y en vías de desarrollo del petróleo, el gas y el carbón.

 En este contexto, las emisiones de CO2 aumentaron un 40% en Australia y un 57% en España entre 1990 y 2006.

 Pese a ello, el informe de la ONU señala cómo en ese período, las emisiones contaminantes de los países industrializados disminuyeron globalmente en un 4,7%, pero sin tener en cuenta los pozos de carbono, las emisiones relacionadas con el eventual cambio de utilización de las tierras y con la silvicultura.

 Esa disminución se debió a las espectaculares reducciones en las economías del ex bloque comunista del este de Europa, que representaron por sí solas una bajada del 37,6% tras el cierre de numerosas instalaciones energéticas e industriales obsoletas.

 Sin embargo, las emisiones contaminantes en el este de Europa empezaron a aumentar (un 7,4% entre 2000 y 2006) debido a un fuerte crecimiento económico, subrayó De Boer, cuya intervención fue transmitida por internet.

 Con todo, en términos generales, las emisiones contaminantes sufrieron fuertes aumentos en todo el mundo en relación a 1990: en Australia un 28,8%, en Canadá un 21,7% y en Estados Unidos un 14,4%.

 El Protocolo de Kioto es el único tratado internacional que impone objetivos de reducción de los gases con efecto invernadero.