ONU: Chile ha avanzado, pero persiste una elevada inequidad

philip

Santiago. Chile ha hecho “avances extraordinarios” en crecimiento económico y reducción de la pobreza, pero persisten elevadas tasas de inequidad, afirmó el martes el relator especial de la ONU sobre pobreza extrema y derechos humanos.

El país andino tiene una de las economías más sólidas y estables en Latinoamérica, pero también padece la brecha más amplia entre ricos y pobres entre las 34 naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Chile “sigue tolerando niveles de pobreza e inequidad que son muy altos”, señaló Philip Alston, el relator de las Naciones Unidas, en una conferencia de prensa en la capital chilena luego de reunirse con la presidenta Michelle Bachelet, funcionarios gubernamentales, legisladores y gente pobre.

El mayor productor de cobre del mundo es visto como probablemente la economía mejor manejada de América Latina debido a su fuerte crecimiento, sus políticas prudentes en cuestiones fiscales y macroeconómicas, y sus instituciones sólidas. Pero los críticos señalan que las políticas lanzadas bajo la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990) siguen bloqueando la reforma social y fomentan la inequidad.

Algunas de las contradicciones de Chile están a la vista. Habitantes de barrios pobres que viven en chozas de madera con techos de lámina en el Campamento Juan Pablo II tienen una vista perfecta de elegantes mansiones, imponentes rascacielos y agencias de autos de lujo justo al otro lado de la amplia avenida de Las Condes, uno de los barrios más opulentos de Santiago.

Alston dijo que, pese a que los esfuerzos de Bachelet por reformar la recaudación de impuestos y transformar la educación son positivos, las reformas fiscales serán insuficientes para reducir dramáticamente la amplia brecha entre ricos y pobres. Las escuelas en Chile eran gratuitas antes de que Pinochet pusiera fin al control y financiamiento central de las primarias y secundarias.