ONU condena bloqueo Cuba

NACIONES UNIDAS (AP).- La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el jueves por decimotercer año consecutivo una resolución exhortándole a Estados Unidos a levantar el embargo que mantiene contra Cuba desde hace más de 40 años.

   La resolución, titulada “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba””, fue aprobada por con 179 votos a favor, cuatro en contra y una abstención.

   Solamente Estados Unidos, Israel, las Islas Marshall y Palau votaron contra la resolución, mientras que Micronesia se abstuvo.

   La votación ocurrió tras un debate en el que intervinieron 21 naciones, incluyendo Cuba, Estados Unidos, México y Venezuela.

   Justo antes de la votación, el canciller cubano Felipe Pérez Roque aseguró que Estados Unidos mantiene el embargo porque “tiene miedo. Teme a nuestro ejemplo. Sabe que si nos levanta el bloqueo, el desarrollo económico y social de Cuba será vertiginoso. (…) Es el gobierno de un imperio grande y poderoso, pero teme el ejemplo de la pequeña isla insurrecta””.

   La delegación estadounidense abandonó su bancada durante el discurso de Pérez, quien agregó: “Si el gobierno de Estados Unidos está tan seguro de que Cuba usa el tema de bloqueo como un pretexto, ¨Por qué no levanta el bloqueo y nos deja sin pretexto?””.

   Estados Unidos ha ignorado durante los últimos 12 años las resoluciones de la Asamblea General a favor de levantar el embargo a Cuba, pero, dijo Pérez Roque, “ello no disminuye la importancia y trascendencia del acto que habrá de cumplir hoy cada delegado en representación de su pueblo””.

   Pérez Roque dedicó buena parte de su discurso a refutar la intervención del representante estadounidense, que lo antecedió en el derecho de palabra.

   Por su parte, el embajador estadounidense Oliver Garza dijo en español que el objetivo de la resolución “es culpar a Estados Unidos del fracaso que han tenido las políticas económicas del régimen comunista y desviar la atención de su historial en el campo de los derechos humanos””.

   Garza negó que su país niegue a Cuba acceso a alimentos y medicinas, y aseguró que Estados Unidos es “la fuente principal de la asistencia humanitaria que recibe Cuba. Añadió que se calcula que las remesas enviadas a Cuba por personas de Estados Unidos ascienden a casi 1.000 millones de dólares anualmente.

   Garza se refirió a las recientes medidas de política cambiaria adoptadas por Cuba, calificándolas de “sanciones de decomiso por el uso del dólar en Cuba””.

   El embajador venezolano Fermín Toro describió al embargo como “de naturaleza imperialista”” y acusó a Estados Unidos de intensificar “el desarrollo de nuevos armamentos y el despliegue de ejércitos alrededor del mundo, tratando de imponer una soberanía militar y un imperio global que intenta someter a todos los países a una misma conducta y concepción política e ideológica””.

   El embajador mexicano Enrique Berruga expresó el rechazo de su país “a la aplicación de leyes o medidas unilaterales de bloqueo económico contra cualquier país, así como la utilización de medidas coercitivas que no cuenten con la autorización que dispone la Carta de Naciones Unidas””.

   Berruga también mostró la preocupación de México porque “este tipo de resoluciones que se presentan año tras año, no generen un efecto transformador sobre la realidad que pretenden modificar””.    Estados Unidos mantiene un embargo comercial a Cuba desde que Fidel Castro derrotó a la invasión auspiciada por la CIA en Bahía de Cochinos en 1961. Los estadounidenses necesitan una autorización expresa de su gobierno para viajar a la isla caribeña.