ONU debate sobre Colombia, Siria y reclamos pacto clima

M2

NACIONES UNIDAS
AFP
La Asamblea General de la ONU sesionó este martes en Nueva York con enérgicos llamados a la paz en Siria, felicitaciones a Colombia por poner fin a la guerra más larga del continente americano y reclamos para respetar el acuerdo del clima de París.
El jefe de la ONU, Ban Ki-moon, que abandonará el cargo dentro de tres meses, dio su último discurso en el escenario de las Naciones Unidas pidiendo el fin de la violencia en Siria. “En este salón hoy hay representantes de gobiernos que han pasado por alto, facilitado, financiado o participado en atrocidades perpetradas por todas las partes de Siria contra civiles sirios”, dijo Ban. Pidiendo además poner fin a la “locura” del conflicto israelo-palestino, instó a los líderes a “servir a sus pueblos, no subvertir la democracia, no robar los recursos de las naciones, no arrestar y torturar a los críticos”. “El atentado salvaje de ayer contra un convoy de asistencia de la Medialuna Roja Siria y las Naciones Unidos es el último ejemplo”, añadió. Al tomar la palabra, el presidente estadounidense, Barack Obama, también formuló un dramático llamado en este sentido.
“En un lugar como Siria no se puede alcanzar una victoria militar, y tenemos que continuar con la difícil tarea de la diplomacia que se propone interrumpir la violencia y hacer llegar ayuda a aquellos que la necesitan”, expresó el mandatario, en su último discurso en la ONU, pues dejará la Casa Blanca en enero a quien sea elegido en los comicios de noviembre.

Colombia y clima.- “El acuerdo reciente entre Colombia y (la guerrilla de) las FARC nos permite ver el fin del último conflicto armado de nuestro continente y por ello quiero felicitar al presidente Juan Manuel Santos y a todos los colombianos”, dijo Temer. El calentamiento global fue otro tema citado con frecuencia en la sala de sesiones, donde los mandatarios pidieron cumplir con los compromisos alcanzados en diciembre en París por 195 países. La reunión tiene lugar en medio de un ambiente de tensión en Nueva York tras el estallido de una bomba que dejó 29 heridos leves.