ONU denuncia que televisión pública venezolana critique defensores DD HH

El presidente Nicolás Maduro. archivo
El presidente Nicolás Maduro. archivo

Caracas, Venezuela. Un grupo de expertos de Naciones Unidas y del Sistema Interamericano de Derechos Humanos lamentó hoy los intentos por desacreditar e intimidar a los defensores de derechos humanos en la televisión controlada por el Estado venezolano.

“Es hora de poner fin a este vergonzoso acoso televisado de activistas de derechos humanos en Venezuela”, dijeron los expertos en un comunicado.

“Condenamos lo que se ha convertido en un claro patrón para intimidar y difamar a defensores de derechos humanos sólo por promoverlos en su país y participar con organismos internacionales y regionales”, dijeron los expertos de la ONU.

El comunicado lo suscriben los relatores especiales de la ONU Michel Forst, sobre la situación de los defensores de los Derechos Humanos; David Kaye, sobre la promoción y la protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión; y Maina Kiai, de los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación.

También lo firman los expertos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos José de Jesús Orozco, relator sobre Defensoras y Defensores de los Derechos Humanos; y Edison Lanza, sobre Libertad de Expresión.

Los expertos llamaron la atención del ataque sistemático a través del programa televisivo semanal ‘Con el Mazo Dando’, transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión, conducido por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

“Cabello sale al aire haciendo acusaciones contra activistas de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil, con el aparente fin de intimidarlos”, dicen los expertos.

Los expertos recordaron que el Gobierno venezolano tiene que respetar y defender la participación de los defensores de los derechos en los procedimientos y las actividades en los órganos internacionales y regionales.

“Cualquier acción realizada para evitar o menoscabar la relación de defensores y defensoras con los órganos regionales o internacionales contraviene directamente el Derecho Internacional”, subrayaron.

“Los defensores de derechos humanos y las organizaciones de la sociedad civil deben poder llevar a cabo su trabajo en materia de derechos humanos, así como cooperar libremente y con seguridad con los mecanismos internacionales y regionales sin temor a intimidación y represalias”, recordaron los expertos.