ONU destina US$10 millones para asistir afectados sismo

http://hoy.com.do/image/article/483/460x390/0/BB0EAD5E-BD61-47B7-AAA3-2668C6F749CF.jpeg

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), con sede en Nueva York, liberó ayer un fondo de asistencia de emergencia de US$10 millones, que serán invertidos en la primera respuesta a los afectados por el sismo del martes en Haití.

Así lo informó ayer la representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Francoise Gruloos, quien dijo que en la sede del organismo internacional se distribuyó un documento para  donantes, que indica las necesidades básicas del vecino país.

Prioridades.  En una rueda de prensa, que estuvo encabezada por  representantes de todas las agencias de la ONU, Gruloos aseguró que el principal reto de las labores son el rescate de los sobrevivientes, que  permanecen entre los escombros.

Evitar el brote de epidemias, por los cadáveres apilados en las calles, y el apoyo a las personas afectadas, supliendo sus necesidades, son las demás prioridades de los voluntarios del organismo mundial.

Otra preocupación de las agencias es la posible ocurrencia de hechos de violencia, producto de la desesperación de los que esperan ser asistidos.

Dijo que, a continuación, los esfuerzos se enfocarán en las labores de reconstrucción y recuperación.

Presencia humanitaria.  Todas las sedes de las Naciones Unidas han enviado personal para asistir en las labores de Haití. Más de tres mil civiles y militares  que sirven  en esa destruida nación.

Temen  violencia arrope territorio

Los representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) temen que la devastada ciudad de Puerto Príncipe pueda convertirse en  escenario de hechos de violencia y delincuencia, producto de la desesperación de  los afectados.

Francoise Gruloos, del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), insistió en que no existe un precedente de situaciones de la naturaleza del terremoto que azotó Haití el pasado martes.

 46% afectados menores

Informó que se estima que el 46% de los afectados son menores de los  18 años, por lo que coordinan esfuerzos para brindarles asistencia especializada. Mientras tanto se trabaja en el rescate de personas de entre los escombros.