ONU llama combatir con fuerza
contrabando mundial personas

VIENA. AP.  El contrabando humano es una forma moderna de esclavitud y no puede tolerarse, dijeron ayer la ONU y una serie de celebridades, que pidieron acción contra este “azote” global. 

El boricua Ricky Martin, la actriz británica Emma Thompson, la primera dama egipcia Suzanne Mubarak y Antonio María Costa, el alto comisionado de la lucha contra el crimen de las Naciones Unidas, fueron algunos que se pronunciaron sobre el contrabando humano.

 Estos hicieron el llamado en el primer día de una conferencia de la ONU para tratar el tema, y en el que habrá ponencias de expertos, legisladores, agencias de seguridad, empresarios, organizaciones no gubernamentales y víctimas.

 El evento de tres días, del que se espera que participen al menos 1.000 personas de más de 100 países, no sólo se enfoca en pedir acción. Mediante talleres de trabajo y otros eventos, los participantes explorarán los factores que ponen en situación vulnerable a las personas y el impacto que tiene el contrabando en sus vidas, sus comunidades y las economías de los lugares donde recogen a las víctimas, así como las del lugar donde terminarán. 

“Doscientos años después de terminar con el comercio de esclavos transatlántico, tenemos la obligación de combatir un crimen que no tiene cabida en el siglo XXI”, dijo Costa en la apertura del foro. 

“Llamémoslo por su nombre: esclavitud moderna”.  Según las cifras de la ONU, unos 2,5 millones de personas están involucrados en trabajo forzado como consecuencia del contrabando humano y cada continente y tipo de economía son afectados por este crimen.  El reporte dice que 161 países son afectados y que la mayoría de las víctimas están entre los 18 y 24 años.

Alrededor de 1,2 millones de niños son traficados cada año.  “¨Cómo podemos permitir que tantos niños sean secuestrados y explotados?”, dijo Mubarak.  “Mi esperanza es proteger a cada niño del mundo a que tenga el derecho a ser niño”, dijo Martin, cinco veces ganador del Grammy.  “El tráfico humano no tiene lugar en nuestro mundo y mi eslogan es: reaccionar”, concluyó. 

El caso de España. Entre 40.000 y 50.000 mujeres son explotadas sexualmente en España todos los años, la mayor parte de ellas extranjeras, aseguró ayer en Viena la Red Española contra la Trata de Personas.

Víctimas sufren violencia física o sexual

AP.  El 95 por ciento de las víctimas sufre violencia física o sexual, y el 43 por ciento del total, en su gran mayoría mujeres, es forzada a la prostitución.

Un 32 por ciento de las víctimas sufren explotación laboral, en su mayoría mujeres y niñas, sobre todo en los sectores textiles, industriales y agrícola.

De los 2,5 millones de personas traficadas, unas 250.000, o sea, el 10 por ciento, proceden de América Latina, y 1,4 millones, es decir, el 56 por ciento, proceden de Asia.

 Según los datos ofrecidos  por la ONU en Viena, 161 países aseguran verse afectados por el tráfico de personas, sea como país de origen, de tránsito o de destino.

El negocio clandestino de la trata de personas y subsiguiente explotación laboral y sexual mueve unos 31.700 millones de dólares por año.