ONU pide 462 millones de dólares para paliar la crisis humanitaria palestina

Jerusalén, (EFE).- Las agencias de Naciones Unidas junto con organizaciones no gubernamentales presentaron hoy una petición de 462 millones de dólares para financiar proyectos de emergencia y paliar la crisis humanitaria en los territorios palestinos ocupados de Cisjordania y Gaza.

“Los estándares de vida, sobre todo en Gaza, se están deteriorando progresivamente”, dijo Maxwell Gaylard, coordinador humanitario de la ONU en la región, en una conferencia de prensa celebrada esta mañana en Jerusalén Oriental (árabe).

Gaylard puntualizó que a las agencias humanitarias les gustaría poder estar haciendo en la región proyectos de desarrollo y rehabilitación, pero que ahora mismo se ven obligadas a limitarse a proyectos de emergencia puesto que “existe un imperativo humanitario” en los territorios ocupados.

La cifra de 462 millones de dólares es similar a la del pasado año, en que se logró obtener un 70 por ciento de lo solicitado, pero las agencias temen que la crisis financiera internacional haga más difícil alcanzar compromisos de financiación para el 2009.

El representante de la ONU calificó la situación de “asalto a la dignidad humana con implicaciones humanitarias muy graves”, y respecto a la franja de Gaza, que sufre desde hace un año un severo bloqueo israelí, indicó que supone una “violación de los derechos humanos de quienes viven allí”.

El muro de separación que construye Israel en Cisjordania, los asentamientos judíos y las restricciones de acceso impuestas a los territorios palestinos son algunos de los motivos del creciente deterioro de las condiciones de vida de cientos de miles de personas.

La ayuda “puede amortiguar el deterioro de la situación humanitaria pero no frenarlo”, indicó Gaylard.

Del conjunto de financiación solicitada, la mayor parte, 265.000 millones de dólares, son para la Agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA).

“Es la cifra más alta que hemos pedido desde que comenzó la segunda Intifada (año 2000)”, explicó Filippo Grandi, vice-comisario general de la UNRWA, que llamó la atención sobre el hecho de que la agencia “está manteniendo un servicio público en Gaza y Cisjordania, casi como un Ministerio”.

Según Grandi, los países donantes “deberían estar preocupados” por las dificultades que las agencias humanitarias sufren día a día para llevar a cabo su trabajo.

La peor situación se vive en Gaza donde, según Grandi, “más del 50 por ciento de las familias sufre una pobreza extrema y este año se ha alcanzado un desempleo del 42 por ciento”.

“Posiblemente no haya una situación comparable en ningún lugar del mundo”, añadió.

La tregua entre Israel y las milicias palestinas, en vigor desde el mes de junio pasado pero que ambas partes violan a diario desde principios de noviembre, “no ha servido para que la población de Gaza se beneficie”, puesto que la entrada de alimentos y ayuda humanitaria a este territorio se ha incrementado sólo en torno a un veinte por ciento.

“Para atender a la población necesitamos introducir en Gaza al menos 15 camiones diarios y, en las últimas tres semanas tan sólo nos han dejado meter 17 camiones en total”, explicó. EFE