Operación Coral | Red lavó más de 242 millones de pesos en iglesias y ONGs, asegura MP

Operación Coral | Red lavó más de 242 millones de pesos en iglesias y ONGs, asegura MP

Asociación Campesina Madre Tierra era utilizada para blanquear capitales, dice MP / Arte: Félix Rojas / Periódico Hoy

El supuesto entramado societario conformado por personas ligadas al ámbito policial-militar, gubernamental y religioso utilizó a iglesias, fundaciones y asociaciones evangélicas para para captar, convertir y transferir activos con el propósito de ocultarlo y disimular su procedencia ilícita. Esta práctica se realiza por medio de «préstamos e inversiones», asegura la Procuraduría Especializada de la Persecución a la Corrupción Administrativa (Pepca).

Asociación Campesina Madre Tierra

«La Asociación Campesina Madre Tierra es una organización sin fines de lucro que busca aportar su cuota de responsabilidad social plantando su semilla de bien en la sociedad de la zona. Se dedica al ganado vacuno, producción de pollos, huevos, leche y agrícola», así se define esta entidad en su portal web, sin embargo, la Pepca asegura que que halló en su investigación una práctica diferente.

Madre Tierra era utilizada como unos de los instrumentos financieros para el blanqueo de capital. Según el Ministerio Público, fue la primera de las empresas (disfrazada de ONG) formada por el Mayor General Adán Benorü Cáceres Silvestre y el Coronel Rafael Núñez De Aza, con la intervención de la asimilada de la Policía Nacional Rossy Maybelline Guzmán Sánchez, en fecha 19 de enero del 2015. Está ubicada ubicada en la calle La Milagrosa No. 9, Sabana Grande de Boya, Provincia Monte Plata.

Directiva Asociación Campesina Madre Tierra
NombresCargo
Elvin Rudy RamírezPresidente
Leandro Eleazar Reyes CambumbaVicepresidente
José Manuel Santana ContrerasSecretario
Rossy Maybelline Guzmán SánchezTesorero
Hílma Trinidad NavarroPrimer Vocal

Implicación de la pastora Rossy Guzmán

El expediente de 195 páginas establece lo siguiente:

«Para tener el control financiero de la indicada organización, funge como Presidente el pastor Elvis Ruddy Ramírez y como Tesorera la Pastora Rossy Maybelline Guzmán Sánchez, quien es la única persona con firma autorizada para girar, dar apertura a productos financieros y realizar transacciones a nombre de la Asociación Campesina Madre Tierra, además tiene la función de dirigir la vida económica de dicha asociación, custodiar y administrar los bienes de la asociación y atender a sus necesidades materiales, someter a la Junta Directiva el presupuesto para el ejercicio anual, verificar todos los gastos del presupuesto, disponer cobros y pagos ya autorizados por la Junta Directiva y ordenar gastos hasta el límite que autorizara la Junta Directiva, presentar ante la Junta Directiva el balance anual y los informes sobre la marcha económica de la Asociación, colaborar con el Comisario de Cuentas para el cumplimiento de sus funciones y firmar los recibos para el cobro de las cuotas de los miembros».

Además, indica que, con la pastora Rossy como tesorera y el coronel Rafael Núñez de Aza como contador, tenían el control financiero absoluto de la asociación campesina.

Estos fueron los hallazgos irregulares:

  • La asociación fue creada en el 6 de agosto de 2015 y con apenas ocho meses de existencia recibió 13 millones 547 mil 82 pesos, de esta cantidad nueve millones provinieron de el general Adán Benoni Cáceres Silvestre a modo de «Préstamo Madre Tierra», monto que no se justifica con los ingresos legales y los demás compromisos financieros del hoy imputado en la Operación Coral.
  • En el año 2016, la indicada asociación percibió RD$14,511,446.27.
  • En el 2017, RD$17,549,733.9S, de esta cantidad se registra un cheque que recibió la Asociación Campesina Madre Tierra, por concepto de capitalización, por valor de dos millones de pesos, otra vez de parte del Mayor General Adán Benoni Cáceres Silvestre.
  • En el año 2018, recibió monto de RD$52,708,097.61.
  • RD$60,480,932.18 en el 2019.
  • En el año 2020, recibió RD$71,340,854.69.
  • En dos meses y cinco días del año 2021, percibió RD$12,652,072.83.
  • En total, según la certificación de la Superintendencia de Bancos (SIB), la Asociación Campesina Madre Tierra, en cuatro años y ocho meses de existencia reflejó movimientos financieros en créditos por un monto total de RD$242,790,220.50, mientras que los débitos fueron por un monto de RD$241,728,413.53.

El 2020, «el año de la pandemia del coronavirus y las elecciones», fue el más fructífero para la organización, llegó a percibir la exorbitante suma 71,340,854.69.

«Su naturaleza social no es sin fines de lucro, es decir, que se trata de una sociedad comercial con actividades lucrativas para los imputados, que le permite lavar el dinero proveniente de actividades ilícitas por la diversidad de ingresos que tiene», establece la Pepca para decir que Madre Tierra no fue más que un instrumento financiero para el blanqueo de capitales.

La principal actividad lícita de la asociación comprobada por la Pepca fue la producción agrícola, sin embargo, solo representaba el 7% de los créditos de la entidad en casi cinco años de existencia.

Ingresos injustificables. El 88% de los ingresos equivalente a 213,146,152.82, corresponde a depósitos y transferencia de terceros, montos que no se corresponden a los rubros que ésta tiene como actividad de ingresos económicos (ganado vacuno, producción de pollos, huevos, leche y agrícola).

Modus operandi

Según la investigación, una vez los imputados Adán Benoni Cáceres Silvestre, Rafael Núñez de Aza, Rossy Maybelline Guzmán Sánchez, obtenían activos financieros de procedencia ilícita, estos los ingresan a la cuenta bancaria del instrumento: «la Asociación Campesina Madre Tierra», logrando blanquear los capitales obtenidos.

El dinero era devuelto al jefe del entramado: el general Cáceres.

El pitufeo

Cáceres Silvestre y Núñez De Aza utilizaban militares de confianzas y relacionados directos para el depósito de dinero en efectivo a la cuenta de la Asociación Campesina Madre Tierra, utilizando para esto la modalidad del pitufeo (que consiste en depositar pequeñas sumas de dinero en efectivo para evitar los controles de riesgo).

DNCD embarrada

Señala, destaca, que sin ser suplidora del estado la asociación campesina recibió el pago de 525 mil pesos por concepto de compra de huevos por parte de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD). El registro de esta transacción no aparece en la entidad estatal.

El Ministerio Público explica que «esto evidencia de forma clara, la coalición de funcionarios entre el imputado Adán Benoni Cáceres Silvestre y el vicealmirante Feliz Alburquerque Compres, ARD, presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas, para ese período, para desfalcar el Estado dominicano mediante el desvío de fondos Públicos, a la cuenta de la empresa disfrazada de asociación, la Asociación Campesina Madre Tierra».

Según el órgano persecutor, el modus operandi era hacer depósitos sin dejar rastros en los registros del departamento financiero de la DNCD. Señala al encargado de Compras, Liz Félix de León Díaz como uno de los que realizaba esta operación.

Otras organizaciones

Además de Madre Tierra, el entramado lavaba dinero en el Ministerio Jesús Vino, Vive y Vuelve, y la Iglesia Bautista Vida Eterna del Señor Jesucristo.

Por qué las ONGs

La Pepca explica que para enriquecerse ilícitamente, los imputados optaron por crear una institución jurídica sin fines de lucro porque gozan de ciertas exenciones de impuestos y facilidades.

Pastora explicó el año pasado el origen de los fondos que maneja Madre Tierra en el programa Víctor Online

Publicaciones Relacionadas