Operación Falcón, una red con 21 fichas sometidas

Operación Falcón, una red con 21 fichas sometidas

Juezas aplaza conocimiento de medida de coerción a imputado caso “Operación Falcón”. Hoy/ Wilson Aracena

Roles. Expediente del MP detalla el papel de cada imputado

Los dos cabecillas de este entramado de narcotráfico y lavado de activos, cuyo centro de operación era la provincia Santiago, han evadido hasta ahora el accionar de la justicia

Un total de 21 personas han sido sometidas hasta el momento por su presunta vinculación a la red de narcotráfico y lavado de activos destapada por la Operación Falcón, la cual, según el Ministerio Público, llegó a movilizar más de US$500 millones productos de actividades ilícitas en casi una década y estuvo dirigida por dos individuos que han evadido la justicia por ahora.

La solicitud de medidas de coerción depositada por el órgano acusador define a Erick Randhiel Mosquea Polanco (prófugo) y Juan José de la Cruz Morales (prófugo), alias W, Wander, Wandy, Hombre y/o Don, como los cabecillas del entramado, que operaba principalmente en la provincia Santiago, con ramificaciones en la región Este.

Mosquea Polanco es catalogado como uno de los líderes del entramado y quien se encargaba de recibir el dinero fruto de las operaciones de narcotráfico transnacional. Alegadamente se encargaba de invertir en bienes muebles e inmuebles y empresas para ingresar este dinero en el sistema financiero.

De la Cruz Morales era el jefe de operaciones y lugarteniente de la red de narcotráfico y también es quien recibe y acopia los cargamentos de drogas provenientes de Suramérica que ingresan por la zona Este del país y quien coordina los envíos hacia Puerto Rico.

El rol de Los 21, según MP
Entre las 21 personas que han sido alcanzadas por el brazo de la justicia por este caso figura Juan Maldonado Castro (Marcial y/o El Líder), identificado en el expediente como coautor de las acciones de De la Cruz Morales en la empresa Compra y Venta de Ganados Amador. Es gerente general de dos estaciones de combustibles.

María Olimpia Tavares Rodríguez (Oli y/o La Princesa del narcotráfico) es la encargada de movilizar grandes cantidades de dinero de la red criminal.

José Alejandro de la Cruz Morales es uno de los brazos operativos de la red que tenía la encomienda de transportar vía marítima y por tierra grandes cargamentos de droga.

Víctor Paulino Herrera (El Gordo) es quien lleva toda la contabilidad de De la Cruz Morales.
Julio César Jiménez Talavera, de nacionalidad domínico-venezolana, es uno de los testaferros más importantes de Juan José de la Cruz Morales.

Lenin Bladimir Torres Bueno posee dos negocios de venta de vehículos, los cuales llevan por nombre Lenin Torres Auto Venta.

Elva Teresa Polanco es la madre de Mosquea Polanco y administra algunas propiedades.

Delfina Asunción Polanco es la madre de Alberto de Jesús Polanco y de Emmanuel de Jesús Polanco. Según el Ministerio Público, administra Inversiones de Jesús, es socia de Inversiones el Prieto y tiene una inmobiliaria en conjunto con el imputado Alberto de Jesús.

José Miguel Castillo Taveras (Migue) es quien lleva la contabilidad de las estaciones de combustible de Mosquea Polanco.

Javier Antonio Tavares Rodríguez es descrito como una “pieza clave” en la organización para mover dinero en efectivo. Cuando fue arrestado se le ocuparon US$20,000.

Juan Carlos Durán Rodríguez es el abogado de Mosquea Polanco y asesor en cuanto a las actividades de lavado de activos.

Ana Margarita Collado Marte es una persona de confianza de Mosquea Polanco y realiza operaciones ilícitas para dicho imputado, las cuales disfraza como deudas.

El primer teniente del Ejército Felipe Espino Germán es chofer de Mosquea Polanco y trabajaba en dos proyectos en Punta Cana y Jarabacoa.

Adolfo Antonio Torres Sanabia (Tony y/o Presidente) es administrador de tres fincas de ganado que tienen unas 500 vacas. También es señalado como testaferro.

Angélica María Maldonado Peralta es hermana de Juan Maldonado Castro y administra dos estaciones de combustible en el municipio de Miches, de la cual su hermano es gerente general.

Juan Bautista Carpio Reynoso funge de contable de las empresas de Luis Daniel Nieves Batista. Es señalado por adulterar ventas para lavar activos.

Luis Daniel Nieves Batista es testaferro de las propiedades de Juan José de la Cruz Morales, las que usa, supuestamente, para el lavado de activos.

Yana Iris Maldonado Castro, junto a su madre, Ramona Castro de Maldonado, es testaferro de su hermano Juan Maldonado Castro en la empresa Inmobiliaria Casmal y de la fundación de su hermano.

Raúl Castro Mota es administrador de una finca de De la Cruz Morales.

Erich Fernando Meléndez Gómez es hombre de confianza de Mosquea Polanco y administra estaciones de combustibles.

Marisol López Ceballos lleva la contabilidad de las estaciones de combustible de Mosquea Polanco.

Mosquea Polanco recibía el dinero fruto del tráfico de narcóticos

De la Cruz Morales era el jefe de operaciones de la red transnacional

Maldonado está involucrado en una empresa junto a De la Cruz Morales

Las principales particularidades del entramado

Tráfico de drogas
Según el MP, la red creó una organización criminal transnacional dedicada a traficar cocaína desde la República Dominicana hacia Europa, Estados Unidos y Puerto Rico, teniendo como centro de operación la provincia Santiago.

Lavado de activos
La institución del sistema judicial establece que el entramado trataba de blanquear los millonarios fondos en efectivo que recibía de sus operaciones ilícitas, como el narcotráfico y el tráfico de armas, a través de empresas dedicadas a la producción, estaciones de combustibles, financieras, dealers, vehículos de lujo, fincas, ganados y costosos relojes, entre otros negocios.

Campañas políticas
Los investigados, de acuerdo al órgano persecutor, financiaron campañas políticas a escaños en el Congreso Nacional, alcaldías y consejos municipales, entre otras, con el objetivo de tener incidencia y poder.

Publicaciones Relacionadas