Oportuna intervención del Inespre

Oportuna intervención del Inespre

Cristian Mota

La acción del Instituto Nacional de Estabilización de Precios (Inespre) ha repercutido positivamente en los precios de los productos de la canasta familiar que hace un mes parecían estar en alza.


Hoy, podemos percibir que los productos en los mercados están más asequibles a la sociedad, pues hablar de rubros como papa, batatas y yuca, que sus precios rondan entre 30 y 35 pesos el kilo, alivianan la carga de la familia dominicana.


Inespre ha elaborado un plan para adquirir los productos con el apoyo del Ministerio de Agricultura y la Presidencia de la República para comercializarlos en los mercados de productores y bodegas móviles.


Con esta operación ha ayudado a los productores de plátanos de La Vega, Moca, Salcedo, Santiago y San Francisco de Macorís, beneficiándolos con la compra de 15 millones de unidades; mientras que, en Valverde, han sido adquiridos cinco millones del rubro.


En nuestras calles se ven los camiones vendiendo a precios bajos, plátanos entre cuatro y 12 pesos, y guineos entre uno y cinco pesos.


También, destacamos la adquisición de 40 mil quintales de arroz a productores de Cotuí, San Francisco de Macorís, Valverde, Dajabón y de otros puntos de la línea noroeste; más de un millón de pollos a los avicultores de la provincia Espaillat, y 100 mil cartones de huevos en el Cibao central, según datos ofrecidos por su Dirección de Comercialización. 


De igual manera, los productores de cebollas de Ocoa, Pedernales y Azua han recibido la mano amiga del gobierno con la compra de 30 mil quintales; asimismo, los de banano de Valverde y Montecristi que han suplido cuatro millones de unidades, vendidas en los programas institucionales.


Indica que la entidad estatal adquirió, además, 50 mil quintales de zanahorias a productores de Constanza, 20 mil quintales de batata en San Rafael del Yuma en la provincia La Altagracia, 50 mil quintales de yuca a sembradores de Azua y cinco mil quintales de habichuelas en San Juan.


Nuestros mercados están abastecidos, las provisiones están en las calles y a buen precio, lo que se traduce en movimiento económico en los campos.


Esta rápida intervención del gobierno a través del Inespre es oportuna para el pueblo dominicano que encuentra los alimentos más baratos.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas