Oposición agiliza juicio a Gutiérrez

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/23781630-1202-4797-9010-481C3A7C1652.jpeg

QUITO (EFE).- La oposición parlamentaria en Ecuador despejó ayer el camino para sentar en el banquillo de los acusados al presidente de la nación, Lucio Gutiérrez, bajo cargos de presunta malversación de fondos públicos.

   La diputada Cynthia Viteri, del Partido Social Cristiano, anunció que su grupo ha logrado reunir 25 firmas de apoyo de sus colegas, que son necesarias para someter a Gutiérrez a un proceso de censura.

   La oposición acusa al gobernante de haber usado dinero del Estado para promover a los candidatos provinciales y municipales de su partido, Sociedad Patriótica, que participaron en los comicios regionales del pasado 17 de octubre.

   “Hemos conseguido las 25 firmas, aunque cada uno de los legisladores que respaldan la moción deben reconocer sus rúbricas ante un notario para poner en marcha el juicio político”, explicó Viteri a EFE.

   La legisladora dijo que ese procedimiento “es un requisito legal” que se debe cumplir para que la Secretaría del Congreso haga oficial la convocatoria para el proceso de censura al presidente.

   Viteri aseguró que confía en que el trámite esté listo “esta misma semana” y que “no demore” el inicio del proceso contra Gutiérrez.

   Aclaró, sin embargo, que para que se apruebe la moción de censura contra el jefe del Estado la oposición debe reunir 67 votos en el Congreso, de entre los cien legisladores que forman el Parlamento unicameral ecuatoriano.

   Viteri señaló que, si no se logra la destitución del gobernante, el Partido Social Cristiano, así como otros de centroizquierda ahora coaligados en la oposición, dejarán al menos sentado que el gobernante ha cometido el delito de malversación de fondos públicos (peculado).

   El Ejecutivo, por su parte, ha rechazado las acusaciones de los opositores y ha amenazado con ignorar el proceso político en el Legislativo si no se presentan pruebas contundentes de los cargos imputados al presidente.

   Gutiérrez, por su parte, rechazó la actitud de la oposición y dijo presumir que tras el anunciado proceso político exista el interés del líder socialcristiano, el ex presidente León Febres Cordero, de encabezar una posible candidatura presidencial para las elecciones de 2006.

   El gobernante dijo que no se prestará a ese juego de los socialcristianos y que desconocería el posible juicio político en el Congreso porque no hay causas que lo justifiquen.

   El ministro de Bienestar Social, Antonio Vargas, anunció hoy la formación de un “Frente de Defensa de la Democracia” y de apoyo a Gutiérrez.

   Vargas instó a los legisladores y a la prensa a respetar la democracia y agregó que en el interior del Congreso se está fraguando un “golpe de Estado”.

   Acusó de esa actitud a los principales grupos de oposición, el Partido Social Cristiano y la Izquierda Democrática (socialdemócratas).

   “Queremos hacer respetar la democracia”, afirmó el ministro, y recalcó que prepara “una gran estrategia” para defender al Gobierno de los embates de la oposición.