Oposición asegura fue estrategia retrasar fondos

Oposición asegura fue estrategia retrasar fondos

Dos dirigentes de partidos que integran la alianza opositora Rescate RD afirmaron que el Gobierno utilizó como estrategia postergar la entrega de los recursos consignados en la ley a la Junta Central Electoral (JCE) para el financiamiento de la campaña, con el objetivo de «asfixiar financieramente» a la oposición y limitar su accionar ante el electorado, mientras ellos (PRM) utilizan los recursos del Estado para promover sus candidatos.

Alejandro Montás, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y Henry Merán, de la secretaría de Asuntos legislativos de la Fuerza del Pueblo (FP), precisaron que existe una intención de debilitar y desmotivar a la militancia de los partidos de oposición, pero aseguran no lo van a lograr.

Puede leer: JCE aclara Policía Militar Electoral está bajo el mando y dirección del Pleno

Durante su participación en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio, los exdiputados precisaron que están enfocados y trabajando para provocar una segunda una vuelta electoral.
Reconocen que el PRM quedará en primer lugar, aunque no alcanzará el 50 más uno.

Esto provocará, recordaron, una segunda vuelta, en la cual el candidato presidencial opositor que resultare con mayor cantidad de votos (el 19 de mayo) recibirá el apoyo de los otros aspirantes de la alianza, lo que aseguran, garantiza una boleta ganadora.

Consultado sobre los rumores de que se retirarían del proceso electoral si no recibían los recursos reclamados, en virtud de la ley, ambos dirigentes lo rechazaron de manera tajante. “Nunca le ha pasado por la mente a ninguno de los líderes de la alianza retirarse. Nosotros vamos a competir como quiera”, precisó Henry Merán. Esta semana, el presidente de la JCE, Román Jáquez, informó sobre la entrega de los recursos adicionales, ascendente a un monto de RD$2,578 millones de pesos, tras explicar que se hizo una reprogramación de las cuotas del propio órgano electoral. Con esto se completaría el 0.5 % de los ingresos nacionales que se deben entregar a los partidos en un año electoral.