Oposición figura favorita Venezuela

30_11_2015 HOY_LUNES_301115_ El Mundo15 B

CARACAS.-“Maduro no es Chávez”, suelen decir los chavistas. Casi 3 años después de la muerte de Hugo Chávez, su heredero político Nicolás Maduro sostiene el culto a la personalidad del líder venezolano, pero no ha podido evitar el debilitamiento del proyecto socialista. “¡El 6 de diciembre gana Chávez!”, asegura Maduro en todos sus discursos, frente a las elecciones legislativas en las que la oposición figura como favorita por primera vez en 16 años de chavismo.

Viejas alocuciones televisivas y la silueta de sus ojos pintada por doquier, la imagen de Chávez es omnipresente en una campaña marcada por la aguda crisis económica, en la cual los venezolanos sufren escasez de productos básicos y una alta inflación que evapora sus devaluados bolívares. Con esas penurias, la devoción no ha bastado para evitar que el chavismo se erosione.Una encuesta reciente de la firma Datanálisis

estableció que 60% de quienes se dicen militantes del oficialismo evalúan negativamente la situación del país con las mayores reservas petroleras del mundo. “El chavismo con Maduro se ha debilitado “, sostiene Luis Vicente León, presidente de Datanálisis. Popularidad a la baja. Elgobierno de Maduro tuvo un arranque convulso

en abril de 2013: la oposición impugnó el triunfo y la crisis económica arreció, si bien los precios del crudo empezarían a desplomarse un año más tarde. Desde entonces, su popularidad comenzó a descender hasta el actual 22%.