Organice su equipaje de viaje en un “santiamén”

http://hoy.com.do/image/article/420/460x390/0/9883C8DD-80ED-4500-A300-51A2288DBBDF.jpeg

“Me voy de viaje y aún no he preparado maletas, eso me llena de estrés, porque siempre se me queda algo. Es lo más difícil para mí, ¡es terrible!, si alguien lo hiciera por mí…”, suelen decir muchas personas cuando se van de viaje, mientras que otras hacen sus maletas en un santiamén, rápido y sin presión.

¿Cómo resolverlo?  Hacer una agenda mental o escrita de las actividades que realizará, sea de trabajo o placer, y poner solamente lo necesario en la maleta, además de saber colocar cada pieza  en su lugar.

Cuando llegan las vacaciones o hay que  hacer un viaje de trabajo o negocios, inmediatamente se piensa en el equipaje y viene la incertidumbre de qué llevar y qué dejar. Es ahí que empieza la odisea para muchos.

¿El remedio?  Para evitar esto es recomendable seleccionar para el viaje lo esencial, aprovechar al máximo el espacio de la maleta, colocando cada cosa en su lugar y ordenando según su tamaño y forma.

Cómo colocar las prendas.  Si la maleta tiene dos compartimentos, debe elegir el  que  esté en la zona opuesta al asa o el cierre para colocar los zapatos, que deben guardarse previamente en bolsas de plástico,  así como también los objetos pesados.   Si  la maleta no tiene separador, entonces  se colocan en el fondo de ésta.

Tras la colocación de los zapatos, deben ponerse las prendas de vestir más pesadas, como jeans y  trajes. Las prendas se doblan según el espacio del que se disponga. Las capas de la maleta deben mantenerse lo más lisas  posible, no se ve estético un equipaje muy abultado.

 Las más finas y ligeras.  En los vestidos finos, las camisas y las blusas se deben colocar en el cuello medias (calcetines) para mantener su forma redondeada del cuello; también puede utilizar  medias, pañuelos, ropa interior, trajes de baño (bañadores), etc. para  rellenar los huecos del equipaje.

Una maleta funcional.  Se debe elegir la maleta en función del transporte. Si es un tren, las maletas deben ser blandas, de lona o poliéster,  son más manejables y ligeras. Sin embargo, para el avión  éstas deben ser  duras y rígidas.

Las claves

1.    Selección de la ropa

Optar por prendas que no se arruguen, aunque debe  llevar  algunas polivalentes, es decir, que tengan utilidad tanto para vestir de manera sport como para actividades más formales

2.  El equipaje de mano

En este debe llevar  minicosturero de emergencia, prendas, cosméticos y  su  libro de lectura favorito.